Nuestro compromiso es por México

Close Icon
   
Contact Info     @FundacionAHHO

CENTRO DE BARRIO BUGAMBILIAS: DE CENTRO DE ACOPIO DE RESIDUOS A ESPACIO PÚBLICO

centrobugambilias

Luciana Renner

Así como la energía no se crea ni se destruye, sólo se transforma, lo mismo podemos pensar que sucede con el espacio urbano. El territorio sobre el cual ha sido edificado el actual modelo de desarrollo urbano —expansivo, segregado y desigual— puede revertirse para tener un entorno más incluyente y saludable si las soluciones que se plantean toman en cuenta a la ciudadanía en los procesos de transformación y contemplan el impacto que cada acción genera en el entorno. Este planteamiento es el que intenta llevar a la práctica la Fundación Alfredo Harp Helú Oaxaca, a través de Casa de la Ciudad y en colaboración con el Municipio de Oaxaca de Juárez, con el programa Centros de Barrio. El tercero y más reciente de ellos, el Centro de Barrio Bugambilias, después de un año de construcción, finaliza su primera etapa. Situado en un terreno que en algún momento fuera ocupado por un centro de acopio de basura diferenciada en la periferia norponiente de la ciudad de Oaxaca, en la zona de Santa Rosa Panzacola, ha sido recuperado y hoy en día es un espacio público cualitativo que los habitantes y visitantes pueden disfrutar.

En el aspecto técnico de esta primera etapa, el proyecto logró definir dentro de un conjunto arquitectónico tres áreas principales. La primera se compone de una zona de parque, dispuesta en tres niveles distintos de terrazas, cada una con actividades que permiten la convivencia entre habitantes de distintas edades: la más elevada con un área de juegos infantiles, la siguiente un gimnasio al aire libre y la más baja una huerta urbana. Esta zona cuenta con una rampa de acceso desde la calle Cornerina, que circunda el parque hasta llegar al segundo núcleo que articula el conjunto, el cual consta de un edificio de biblioteca y otro de talleres, que se comunican a través de un patio central, permitiendo extender las actividades de lectura o talleres al ambiente fresco y sombreado del patio. Ambos cuerpos fueron edificados con estructura de madera aparente certificada, pisos de petatillo de ladrillo rojo recocido, una techumbre ligera de láminas de fibrocemento y un sistema de muros a base de ecoladrillos. Aprovechando el desnivel del terreno, la cubierta del edificio de biblioteca fue diseñada como una estructura escalonada que funge a la vez como las gradas de la tercera área del conjunto: la zona deportiva, que consta de una cancha multifuncional, la cual ya existía pero fue rehabilitada, y una zona para practicar patinaje urbano. Un sistema de captación de agua pluvial abastece parcialmente al conjunto, y la iluminación general la brindan 5 luminarias nuevas con tecnología led.

Además del aspecto constructivo, se encuentra otro fundamental, la participación ciudadana, que en esta primera etapa contempló cuatro estrategias: talleres de diseño participativo y asambleas públicas para incluir a los habitantes en la toma de decisiones sobre su espacio; la aportación de mano de obra y organización vecinal para su edificación a través de más de 50 tequios; una campaña en la que se recolectaron más de 3000 ecoladrillos equivalentes a una tonelada de residuos plásticos gracias a la colaboración de personas, escuelas y organizaciones; y finalmente un programa de actividades de vinculación cultural, académica y recreativa organizadas por el equipo de Casa de la Ciudad, diversos actores y organizaciones aliadas, así como por los mismos habitantes del barrio. Proyecciones al aire libre, torneos de futbol, conciertos, talleres de carpintería, tejido, reciclaje, o pintura, estas actividades permitieron una genuina resignificación y apropiación del espacio público por parte de la comunidad. Así, esta primera etapa logró finalmente transformar la idea de esa porción del espacio urbano como un centro de acopio de residuos a uno con un lugar dentro del imaginario social de la comunidad, un espacio abierto para la convivencia, la identificación y el aprendizaje de todos los que habitan o visitan el barrio.
consulte http://unjardinparalasbugambilias.blogspot.mx/.

Los comentarios están cerrados.