Nuestro compromiso es por México

Close Icon
   
Contact Info     @FundacionAHHO

A 60 AÑOS DEL PRIMER CAMPEONATO

A16Agustín Castillo

Llegó la hora de iniciar una campaña más para los Diablos Rojos del México. A diferencia del calendario anterior, el México no estará buscando defender el título, regresan al papel de contendientes, lo mismo que otros 14 equipos.

Con una base de jugadores bastante parecida a la de las últimas dos temporadas, José Luis “Borrego” Sandoval tendrá su estreno como manager en la Liga Mexicana, responsabilidad basante bien respaldada con campeonatos en las diferentes Ligas de desarrollo que ha dirigido, incluido el más reciente en la Liga Invernal Mexicana.

La Pandilla Roja ha preparado una serie de eventos a lo largo del 2016, destacando el recuerdo del primero de los 16 títulos que han conseguido a lo largo de su brillante historia.

Es una gran oportunidad para que los nuevos afi cionados se enteren de uno de los pasajes más importantes en la historia del equipo escarlata. Fueron 16 largos años de espera para una afi ción que los vio nacer en 1940 y que de inmediato respaldó su preferencia, a pesar de que la corona no llegaba. Esos fi eles seguidores se dieron cuenta de que la ofi cina siempre estuvo dispuesta para contratar a los mejores mexicanos y extranjeros, con la mira puesta en ocupar los primeros sitios, fi losofía que ha perdurado hasta nuestros días.

Don Héctor Peralta, propietario de los Diablos Rojos en ese entonces, tuvo la genial idea de contratar al manager más cotizado de la pelota latina, el cubano Lázaro Salazar, quien ya sabía lo que era coronarse en México, incluyendo el tricampeonato con Monterrey, récord que no ha podido ser igualado hasta nuestros días. Aparte de la llegada de Salazar, el club estaba armado hasta los dientes para destronar a los Tigres, quienes un año antes se quedaron con el gallardete, apenas en su primera campaña. El pitcheo y el poder ofensivo no tenían comparación, a pesar de que en las primeras semanas no llegaron los triunfos que se habían presupuestado.

Aunque en todos los campeonatos hay diversas fi guras, fueron dos los jugadores que se llevaron todos los encabezados: Francisco Ramírez y Alonso Perry. “Panchillo” en la loma y “Espiritón” con la madera fueron quienes soportaron al equipo durante toda la temporada, culminando ambos como los mejores jugadores de la competencia, y no sólo eso, en un hecho que será muy difícil volver a ver, cada uno fue el ganador de la triple corona en su especialidad, de verdad algo insólito en México y en cualquier otro país que tenga beisbol profesional.

Aunque es cierto que la historia no juega, repasar las hazañas de antaño deberá representar para los jugadores de los Diablos Rojos del México 2016, una gran motivación para completar la tarea que se esfumó hace algunos meses.

Los comentarios están cerrados.