Nuestro compromiso es por México

Close Icon
   
Contact Info     @FundacionAHHO

EXPERIENCIA ENRIQUECEDORA

Conocer la Fundación, con sus múltiples proyectos, todos diversos y valiosos, las bibliotecas y cada uno de los programas que impulsan, resultó una experiencia enriquecedora.

Paula Andrea Soto C. / Juan Pablo Hernández C.*

En octubre, por la amable invitación de la Coordinación de Proyectos Educativos y Culturales de la Fundación Alfredo Harp Helú, participamos en el diplomado de Promoción y Estrategias Lectoras y en el de Cultura, Arte y Educación en la Primera Infancia.

Contamos con una activa participación de padres de familia del colegio La Salle Oaxaca y los voluntarios del programa Seguimos Leyendo, junto a ellos tejimos conocimiento sobre las nuevas tecnologías y la lectura, y sobre las estrategias exitosas para promover la lectura en la primera infancia, tanto en el hogar como en los centros de lectura y otros sitios.

Conocer la Fundación, con sus múltiples proyectos, todos diversos y valiosos, las bibliotecas y cada uno de los programas que impulsan, resultó una experiencia enriquecedora. Ver las salas llenas de usuarios que disfrutan y quieren los centros y los espacios diseñados pensando en las necesidades de cada lector, nos causó mucha admiración.

Recorrer Oaxaca fue deslumbrante, la ciudad conserva su patrimonio arquitectónico con gran celo y cuida de sus edificios, de lo que se puede dar fe al visitar el zócalo, el Centro Histórico, los museos, las galerías y las bibliotecas. Fue muy grato deleitarse con las obras de arte, el colorido y la gastronomía de la región. Además de poder explorar y acercarnos a las culturas indígenas, los tejidos, las manifestaciones culturales y el folklor en general.

Lo que resultó realmente admirable y enriquecedor fue el contacto con las personas, apreciar su sentido de pertenencia, el amor por su ciudad, las ganas de aprender y de compartir con generosidad lo que aprenden, la creatividad y el entusiasmo con que emprendieron las actividades de los módulos en los diplomados.

El personal de la Fundación, activo, dispuesto, generoso. Los padres de familia interesados, curiosos, coherentes, construyendo saber para acompañar a sus hijos. Los voluntarios calificando su trabajo, creando ideas nuevas y conociendo diferentes experiencias para aplicarlas en sus prácticas. Gracias. Fue un gusto visitar Oaxaca y uno mayor conocer personas tan entusiastas, dispuestas y comprometidas con formar comunidades lectoras.


*Medellín, Colombia.

Los comentarios están cerrados.