Nuestro compromiso es por México

Close Icon
   
Contact Info     @FundacionAHHO

REFORESTACIÓN SOCIAL

 

Félix Piñeiro Márquez

La reforestación social es una actividad que involucra a una comunidad o grupo social, que de manera organizada y con un plan definido, siembra árboles para recuperar suelos que han sido afectados por la deforestación. Oaxaca es la entidad con mayor biodiversidad del país. Lamentablemente, por malas prácticas agrícolas, plagas forestales y descuidos que provocan incendios forestales, se pierde anualmente un promedio de veinte mil hectáreas de bosques y selvas, lo cual se traduce en la pérdida de veinte millones de árboles, lo que genera una grave afectación a los ecosistemas. Ante el grave escenario, la Fundación Alfredo Harp Helú Oaxaca, en una acción sin precedentes, donó quince viveros de alta tecnología para la producción de planta, lo que ha generado una infraestructura que hace posible alcanzar cifras históricas. Solo en 2018, se lograron producir tres millones de árboles de especies de clima templado, tropicales, nativas y agroforestales. La FAHHO donó esta producción a instituciones de los tres niveles de gobierno, organizaciones de la sociedad civil, autoridades agrarias y a la ciudadanía en general, lo que ha generado una sinergia social, comprometida con la reforestación y protección del medio ambiente.

En este programa de reforestación la FAHHO involucró a 263 municipios, que representan el 46% de los municipios de todo el estado, y a 327 localidades en las ocho regiones del estado. Hombres, mujeres y niños participaron de manera entusiasta en la reforestación.

¡Reforestar, reforestar y reforestar!, es el único camino para la recuperación de bosques y selvas, lo que permite la captura de carbono, la recuperación y protección de suelos, la mitigación de daños por desastres naturales, la regulación del ciclo del agua y el clima. Po- demos afirmar, por todos estos beneficios que resultan de la reforestación y protección del medio ambiente, que reforestar es preservar la vida.

Vivimos una situación de riesgo por la pérdida de bosques y selvas, lo que nos obliga a tomar conciencia y comprometernos a cuidar nuestro entorno. Este compromiso debe ser de toda la sociedad en su conjunto. ¡Comprometámonos a proteger el gran patrimonio natural que poseemos los oaxaqueños!

Los comentarios están cerrados.