Nuestro compromiso es por México

Close Icon
   
Contact Info     @FundacionAHHO

LAS JÍCARAS DE OLEGARIO

11

Rompiendo la barrera entre artesanía y arte, el maestro Olegario experimenta con la técnica en diferentes superficies, desarrollando a la vez un estilo único y característico presente en todas su piezas.

Mariana Zardain / Eric Chávez

Desde el mes de febrero, el Centro Cultural San Pablo y la Coordinación de Arte Popular de la Fundación Alfredo Harp Helú presentaron, en la exposición Ra´a Yachi, Señor Jícara, las obras de Olegario Hernández, artesano, maestro y artista que ha sabido llevar la técnica del labrado de jícara a distintos planos como el grabado y la litografía, en donde, a pesar de separarse de la tradición artesanal ya establecida, sabe mantener la estética tradicional y la iconografía característica de la técnica original.

De la tradición ancestral del labrado de jícara, en la que los padres o adultos instruyen a los niños en esta labor, don Olegario aprendió el oficio desde muy joven en su pueblo natal, Pinotepa de Don Luis, donde las jícaras labradas son un elemento de la vida cotidiana y de uso común. Rompiendo la barrera entre artesanía y arte, el maestro Olegario experimenta con la técnica en diferentes superficies, desarrollando a la vez un estilo único y característico presente en todas su piezas. Por medio de felinos, aves, reptiles y demás animales endémicos de la Costa Chica oaxaqueña, don Olegario Hernández nos muestra el alma de su tierra, su técnica y obra. La tradición artesanal es una parte fundamental de su estilo, además de inspiración en el momento de creación. Siempre pensando en la preservación de las artesanías y de las técnicas originales, Olegario Hernández, en su faceta de maestro, también se ha dado a la tarea de difundir sus conocimientos entre los jóvenes para crear una nueva generación de artistas y artesanos que porten el conocimiento ancestral de esta tradición y que permitan que la misma no quede en la memoria ni en los objetos, sino que siga viva y presente entre nosotros, como un legado de nuestra cultura.

Invitamos al público a conocer una muestra del trabajo del maestro Olegario, quien, superando los retos y promoviendo la innovación, ha logrado evolucionar junto con su arte; ha encontrado un estilo único digno de ser enseñado y admirado por los propios grabadores de la Costa.

Los comentarios están cerrados.