Nuestro compromiso es por México

Close Icon
   
Contact Info     @FundacionAHHO

DESTACA EL RESCATE DEL PATRIMONIO HISTÓRICO EN LA MIXTECA OAXAQUEÑA

A20Vidal Pineda

Con apoyo de la Fundación Alfredo Harp Helú Oaxaca y de la Secretaría de Cultura (antes Conaculta), comunidades se esfuerzan por conservar su herencia cultural. La unión de esfuerzos entre los habitantes de diversas comunidades de la Mixteca y especialistas en restauración de la Fundación Alfredo Harp Helú Oaxaca y del Instituto Nacional de Antropología e Historia ha colocado a esta región de Oaxaca como un referente en la restauración de la riqueza patrimonial que existe en cada una de las comunidades.

La doctora María Isabel Grañén Porrúa, presidenta de la FAHHO, emprendió un recorrido por las áridas tierras de esta zona para visitar San Miguel Adéquez, Santiago Tejupan, Santiago Teotongo y San Cristóbal Suchixtlahuaca, cuatro comunidades que han sido beneficiados por el Fondo de Apoyo a Comunidades para Restauración de Monumentos y Bienes Artísticos (FOREMOBA), programa tripartita de la ahora nombrada Secretaría de Cultura, a que la FAHHO aporta una tercera parte de los costos. En todos los casos, los restauradores son especialistas del Taller de Restauración pertenecientes a la FAHHO y de la Coordinación Nacional de Conservación del Patrimonio Cultural (CNCPC) del INAH.

Casa de Visitas e iglesia de San Miguel Adéquez

El primer punto de encuentro fue San Miguel Adéquez, donde un grupo de habitantes de esta comunidad conformada por 32 familias recibió a la Doctora María Isabel Grañén Porrúa y a los especialistas que la acompañaron, entre ellos Sebastián van Doesburg y Gerardo Virgilio López Nogales de la FAHHO, quienes explicaron los trabajos de restauración que se realizaron en la Casa de Visitas, un singular monumento de arquitectura mixteca que data del siglo XVI. Anteriormente, durante el 2013, el Taller había terminado la consolidación de las bóvedas, el enladrillado y la impermeabilización de la cubierta del pequeño templo. Según explicaron los especialistas, la Casa de Visitas, construida en piedra caliza de la región (ndeque), es una construcción que revela una estética y un particular estilo arquitectónico típicos de varios inmuebles coetáneos de la Mixteca Alta y que incorpora referencias de la arquitectura prehispánica y de la española renacentista. La segunda parte del rescate consistió en la consolidación de muros, la libración de agregados y la reconstrucción del techo desaparecido.

Retablos y portal de peregrinos en Tejupan

El equipo llegó a Tejupan acompañado por Ignacio Mendaro Corsini, arquitecto responsable del proyecto Parque Ciudad de las Canteras y Archivo Histórico de Oaxaca. El año pasado los especialistas emprendieron aquí la primera etapa de la restauración del exconvento de Santiago Apóstol, una construcción del siglo XVI de características únicas, pero desafortunadamente en muy mal estado. Los restauradores de la FAHHO centraron su labor en el amplio portal de peregrinos, donde se consolidaron los muros e integraron enrases de piedra. Posteriormente, se integraron las vigas de arrastre y de carga apoyadas sobre curiosas ménsulas largas para luego enladrillar, impermeabilizar e integrar la cubierta, además de aplicar hidrofugante e instalar la iluminación.

El grupo recorrió, acompañado por autoridades municipales, el interior del templo para conocer los siete retablos fechados entre los siglos XVI al XIX, que desde el 2005 han sido restaurados por el INAH bajo la dirección de Luis Huidobro, quien se sumó a las visitas y dio una explicación detallada de cada uno de los trabajos que se han realizado en esta comunidad mixteca.

Santiago Teotongo, antigua comunidad chocholteca

Los caminos de la Mixteca condujeron la visita a Santiago Teotongo. En esta comunidad, con el cobijo de las autoridades, los especialistas del INAH explicaron los trabajos que han realizado en la conservación de la espectacular colección de retablos que resguarda el templo. Acá se logró apreciar el retablo principal dedicado al santo patrono Santiago Apóstol, que mide aproximadamente 11 metros de altura. Los muros del templo están cubiertos por once retablos de gran calidad, que datan de los siglos XVII al XVIII, que relatan discursos iconográficos diversos, como los marianos, que hablan de la vida de la Virgen, otro de las Ánimas del Purgatorio, uno más dedicado a la Crucifixión, entre otros.

Los especialistas intervinieron tres retablos laterales que estaban en muy mal estado: les faltaban secciones completas, las cajas donde se asientan las columnas estaban literalmente vencidas, y no se habían desplomado sólo porque alguien los había sujetado muy bien. Actualmente está por concluir la segunda etapa de restauración de otros dos retablos: Santa Gertrudis y la Crucifixión.

El templo de Santiago Teotongo también resguarda un mueble excepcional del siglo XVIII. El armario imita los muebles chinos que estaban llegando en esa época a Acapulco con la nao de las Filipinas: sobre un fondo rojo se pintaron múltiples escenas referentes a la vida cotidiana de la élite del siglo XVIII. El trabajo de restauración estuvo enfocado a recuperar el color original y las imágenes doradas que la adornan. Yunuen Maldonado Dorantes, historiadora del arte e integrante del INAH, explicó que el armario fue de uso doméstico y no formó parte de los muebles del templo, ya que la decoración carece de imágenes religiosas que la vinculen con el histórico recinto.

Después del recorrido por diversos puntos del templo, un grupo de músicos tocó —entre otras piezas— la Canción Mixteca de José López Alavez, la cual fue interpretada en su versión chocholteca, ofreciendo a los visitantes la oportunidad de conocer el sonido de la lengua originaria de este pueblo.

San Cristóbal Suchixtlahuaca

La tarde alcanzó al grupo de visitantes en San Cristóbal Suchixtlahuaca, el último punto de este recorrido por la Mixteca. Aquí, la autoridad municipal agradeció a la doctora María Isabel Grañén Porrúa el apoyo que la FAHHO ha brindado para rescatar la riqueza patrimonial del templo de la comunidad y los retablos que ahí se conservan.

Tras el acto de bienvenida, el grupo acudió al templo de San Cristóbal donde los integrantes del INAH explicaron los trabajos que realizaron en el retablo principal de  nales del siglo XVIII, dedicado al santo patrono, y uno lateral de la misma época, dedicado a la Virgen.

Aquí también se restauró un gran lienzo en el retablo de las almas del Purgatorio que representa al Juicio Final. La extraordinaria pintura está firmada por Miguel de Mendoza, pintor mixteco de la época novohispana. Los restauradores mencionaron que las obras del artista reflejan su calidad técnica en el uso de luces y sombras en la representación de sus personajes, así como la construcción de texturas a base de veladuras.

Un esfuerzo de las comunidades

El recorrido por estas tierras permite constatar el compromiso que los habitantes de cada comunidad tienen por rescatar y cuidar el patrimonio histórico que heredaron de sus ancestros. Aunque la parte económica es importante para lograr el rescate, el esfuerzo de cada una de las personas se convierte en el principal motor de trabajo que, con base en la confianza y la cooperación, desde hace varios años ha logrado el desarrollo de las obras de restauración. “Qué bueno que cayeron en manos de los expertos, que confiaron en ellos. Está bien hacer estas alianzas para recuperar el patrimonio que es de las comunidades pero que también es de México y el mundo”, externó a los habitantes la presidenta de la FAHHO. Por su parte, Sebastián van Doesburg resaltó que la serie de restauraciones es “una muestra de lo que se puede lograr con las relaciones de confianza”.

Los comentarios están cerrados.