Nuestro compromiso es por México

Close Icon
   
Contact Info     @FundacionAHHO

CAFÉ CON LETRAS

CARTEL
CAFÉ CON LETRAS
Pedro Delint, coordinador

Qué cosa más sorprendente es un libro. Es un objeto plano, hecho de un árbol, con partes flexibles en las que están impresos montones de curiosos garabatos. Pero cuando se empieza a leer, se entra en la mente de otra persona; tal vez de alguien que ha muerto hace miles de años. A través del tiempo, un autor habla clara y silenciosamente dirigiéndose a nosotros y entrando en nuestra mente. La escritura es, tal vez, el más grande de los inventos humanos. Une a personas que no se conocen entre sí. Personajes de libros de épocas lejanas rompen la cadena del tiempo. Un libro es la prueba de que los hombres son capaces de hacer que la magia funcione.
Carl Sagan

Esa magia es la que venimos a compartir cada viernes en el Café con letras. Lo que nos une es nuestra pasión por la lectura y el convencimiento de que leer enriquece nuestras vidas. Entre nosotros hay lectores y lectoras de diversas edades, algunos voluntarios que llevan libros a niños en escuelas y hospitales y otros que simplemente tratamos de contagiar a todos los que se atraviesan en nuestro camino nuestro gusto por la lectura.

Un buen café, buenos libros y los diferentes puntos de vista de todos los que conformamos este taller permanente en la BS han resultado la combinación perfecta para crear un nutrido círculo lector que lleva ya más de un año compartiendo y enriqueciendo su experiencia lectora.

Los temas que se abordan en cada reunión surgen de los propios intereses y gustos del grupo que, como es bastante diverso, ha permitido abordar una variedaad de géneros literarios. Los diferentes puntos de vista de todos los participantes nos dejan debatiendo sesión tras sesión, en muchas ocasiones terminamos hablando de todo menos del tema en cuestión, pero bueno, siempre regresamos a apoyarnos en la lectura y, como siempre, ha sido de manera sincera y respetuosa. Esa apertura nos ha permitido involucrarnos más allá de un ámbito literario. Y es que en verdad la literatura puede unir a las personas y puede enriquecer nuestras vidas, no sólo intelectual o académicamente hablando, también a partir de un vínculo emocional y afectivo. Ésa ha sido una de las muchas satisfacciones que el Café con letras nos ha brindado a quienes nos hemos visto involucrados de una u otra manera en este círculo lector.

No es tan sencillo plasmar “el espíritu” de nuestro grupo, esperamos que a partir de las palabras de algunos de sus participantes puedan darse una mejor idea de lo que compartimos en nuestras reuniones semanales. Pero sobre todo, se contagien un poco de esa gran pasión que todos y cada uno de ellos tienen por la lectura.

“Para mí, este taller me abrió las puertas hacia la literatura, lo digo por lo poco que conocía sobre este tema. Aparte, lo que más me ha gustado de participar aquí es la convivencia entre todos los que conformamos este grupo de lectura; las sesiones han sido únicas”.
José Antonio

“Para mí ha significado un espacio muy enriquecedor en todos los aspectos porque, además de compartir lecturas, compartimos puntos de vista en un ambiente de total respeto y colaboración. Me agrada escuchar las inquietudes de los más jóvenes, especialmente porque me dedico a la enseñanza universitaria y estoy consciente que en este mundo todos aprendemos de todos. Hay lecturas que gracias a ellos he conocido, pero, sobre todo, ha sido muy rico emocionalmente pues nos divertimos, sufrimos y compartimos nuestra pasión por los libros y la lectura”.
Patricia

“Es así como da inicio esta aventura por el mundo de las letras de la mano de mis compañeros y una atinada coordinación. Ha habido de todo durante este proceso, atinadas participaciones y aportaciones, ya sean de datos informativos o recomendaciones de libros, o incluso, personas que en un gesto generoso nos han llevado agua de sabor, ricas galletas y panquecitos para degustar en esas tardes de encuentro con las palabras.

Cada uno de los que integramos este círculo aporta mucho para este ejercicio literario… Y así han ido pasando los días, semanas y meses hasta completar, ya sin sentir, un año de fructífera lectura y gran camaradería, que me ha permitido enriquecer mi gusto lector. ¡Enhorabuena!, ahora vamos por nuestro segundo año con nuevos proyectos lectores”.
El Gato Lector

El proyecto sigue su marcha. El grupo sigue creciendo y esto es fundamental pues es así como realmente se enriquece y nutre la experiencia de este círculo. El grupo está ansioso por crecer, tanto en lo individual como en lo colectivo y, al hacerlo, seguir compartiendo y disfrutando el gusto por la lectura, sembrando semillas que en un futuro embellezcan al mundo.

Los comentarios están cerrados.