Stella María González Cicero

Trabajo interinstitucional

Boletín FAHHO Digital No. 4 (Mar-Abr 2021)

Dos preocupaciones importantes para la Fundación Alfredo Harp Helú Oaxaca se han presentado dadas las limitantes impuestas por la pandemia del COVID-19, y estas han sido: saber aprovechar este tiempo, combinando el trabajo en casa con el trabajo presencial, alternando los días y los horarios; la capacitación mixta vía Zoom y prácticas in situ con apoyos extraordinarios para proyectos también extraordinarios, los cuales han venido a plantearnos nuevas circunstancias y se han ido resolviendo de forma diversa. La segunda preocupación es la búsqueda de actividades para el personal de servicio al público, servicios generales y de vigilancia, tanto de museos, como de las bibliotecas, con dos finalidades: capacitar a este personal con un mayor conocimiento sobre otros centros de trabajo y con actividades nuevas a realizar.

De esta interacción entre el personal de otras áreas con las actividades nuevas, se podrán desprender múltiples beneficios, tanto para el centro de trabajo –abrir sus entrañas a neófitos en la materia– como al personal, descubriendo aptitudes y vocaciones inexploradas.

De la interacción entre filiales correspondió a Adabi replantear proyectos y actividades de naturaleza interna de todas las instituciones que custodian acervos. El replanteamiento fue dirigido a obtener el inventario total de las colecciones que se resguardan en la FAHHO hasta el momento presente, como una activad extraordinaria con personal propio y externo, con los apoyos de material requerido, la asesoría y capacitación por parte de Adabi.

Esta situación solo podía darse en las actuales circunstancias, con los centros culturales cerrados al público y sin actividades presenciales que impidieran realizar tareas básicas hacia adentro, por ejemplo, el inventario de lo que se tiene y de lo que se va adquiriendo.

Para quien esto escribe fue una verdadera sorpresa encontrar tanta riqueza documental, bibliográfica y fotográfica que resguarda la FAHHO en los museos y bibliotecas, así como el conocimiento que sus directores tienen de sus contenidos, valores y necesidades.

Si esta actividad se ha rezagado, sin duda ha sido debido a la demanda programática y constante de las actividades culturales que se realizan día a día. Ponernos de acuerdo para la realización de cada proyecto fue un verdadero intercambio de riqueza interpersonal en el que pudimos valorar el trabajo y compromiso de nuestros colegas de la FAHHO.

Una vez de acuerdo, tuvimos la aprobación de nuestra presidenta de Adabi y de la Fundación, Dra. María Isabel Grañén Porrúa, principal interesada en obtener un instrumento no solo de control de las colecciones, sino para ponerlo a disposición de los interesados y estudiosos de la materia. En la medida de lo posible, se iniciaron los trabajos en diciembre de 2020.

Adabi, por mediación de sus coordinaciones, diseñó el proyecto específico de cada área: documental y fotográfico del Museo Textil de Oaxaca e iniciaron la capacitación en uno de los diversos procesos a seguir. El Mufi inició también un proyecto muy ambicioso, diseñado por ellos e integrado al paquete de Adabi; requería de mayor personal y material muy especializado en cantidades mayores, pues su acervo es inmenso. La Biblioteca Henestrosa se sumó con dos proyectos: inició el de limpieza de cada libro y, en febrero, comenzaron las actividades preparatorias para la catalogación de su fondo reservado. Hay que hacer notar que en estos trabajos de la Biblioteca Henestrosa interviene personal calificado de la propia Fundación, cuya adscripción corresponde a la Biblioteca Francisco de Burgoa y al equipo Adabi-Oaxaca, quienes coordinarán y supervisarán los trabajos a seguir. Por último, se encuentra la catalogación de la colección documental Luis Castañeda Guzmán por el grupo Adabi-Oaxaca, en colaboración con la Biblioteca de Investigación Juan de Córdova.

Los avances logrados a dos meses de su inicio son alentadores, a pesar de que no es fácil ponerse de acuerdo entre directivos y personal operativo, o apoyando actividades desconocidas y centros de trabajo disímiles al propio, en coordinación con un tercero, en este caso Adabi. Asesorar proyectos a distancia, a pesar de tener los involucrados la mejor disposición en la colaboración conjunta, solo se logra con un mismo objetivo, servir a México.

Sin duda, esta rotación de personal y los acuerdos entre directores de las filiales de la Fundación en Oaxaca y Adabi, no solo nos retroalimentará, sino que también afianzará la confianza en el desempeño e integrará a todos en un solo equipo que será de excelencia.

Una experiencia única y sin precedente alguno, que ilusiona y señala caminos nuevos: tiempos difíciles con enseñanzas nuevas.

Lo sentimos, la página que buscas no existe.

¡Muchas Gracias!
En breve nos pondremos en contacto contigo.