Gerardo Salazar Franco

Guerreros y sus 25 años en Oaxaca

Boletín FAHHO Digital No. 4 (Mar-Abr 2021)

Oaxaca es un estado que se caracteriza por su cultura, su gastronomía, su arte, su gente y por ser uno de los lugares más cómodos y espectaculares para visitar. Y desde el año 1996, llegó el amor al beisbol a Oaxaca, y es que, el C.P. Alfredo Harp Helú, adquiría la franquicia de los Charros de Jalisco, quienes ya no continuarían en la Liga Mexicana de Beisbol. La noticia causó revuelo con la afición y los medios de comunicación, ya que, por primera vez en la historia, Oaxaca sería sede de un equipo profesional de beisbol y con esto llegaría, por fin, la oportunidad de presenciar pelota de calidad en un estado que es meramente beisbolero.

El 6 de marzo de 1996, la organización de los Guerreros de Oaxaca hacía oficial su llegada, frente a un gran número de medios de comunicación que era testigo del nacimiento de esta franquicia.

El año de debut fue difícil para un equipo nuevo en la LMB, pero muy halagador para una afición que añoraba tener beisbol profesional en su estado. Pero la adaptación llegó rápido y en 1998, teniendo a Nelson Barrera Romellón como dirigente, Guerreros logró el primer paso, que era clasificar a la postemporada, y después llegar a la gran final por primera ocasión en su historia. Una de las finales atípicas en el verano entre Acereros de Monclova y Guerreros de Oaxaca inició en el estadio Monclova, donde Oaxaca, con una de las grandes motivaciones después de vencer a dos equipos tan importantes en el circuito como Diablos Rojos del México y Sultanes de Monterrey, terminaba por ganar los dos primeros juegos como visitante. Después el objetivo sería coronarse en su estadio y con su afición.

Llegó el 3 de septiembre de 1998, cuando en el juego 4, y con la serie 3-0 a favor de Oaxaca, un hit remolcador, de Ramón Esquer, por todo el jardín central hacía que el Estadio Eduardo Vasconcelos se convirtiera en una fiesta para todo los oaxaqueños; esto le daba otra cara a nuestro estado.

Han sido temporadas de grandes emociones y también momentos duros o amargos, pero es de reconocer que la afición oaxaqueña ha estado junto al equipo en todo momento. Durante estos años, también la organización ha contado con grandes estrellas que, incluso, una vez retirados los números, ningún jugador los podrá utilizar nuevamente. El número 16 de “el Almirante” Nelson Barrera, fue retirado después de que perdiera la vida en un desafortunado accidente en su casa.

Hasta el momento, Barrera ha sido el ícono más importante del club. De igual forma el número 47 de Adolfo “Tribilín” Cabrera está retirado de la organización, ya que fue un personaje muy querido por la afición, jugadores y cuerpo técnico, siempre con ese carisma para el equipo y con la sabiduría de llevar a los jóvenes a tener buen desempeño en el terreno. Y recientemente, el emblemático número 10 del oaxaqueño Jaime Brena, quien militó por 21 años en la LMB con un total de 5 guantes de oro, 1,531 imparables, 553 carreras producidas y un porcentaje de bateo de .305, dejando una carrera impecable como pelotero profesional.

En su historia, Guerreros ha tenido un total de 18 dirigentes, destacando personajes como Alfredo “Zurdo” Ortíz, Nelson Barrera, Alfonso “Houston” Jiménez, Homar Rojas, Eddy Diaz, Enrique “Che” Reyes, José Luis “Borrego” Sandoval, Joe Álvarez y Sergio Omar Gastelum. Cabe destacar que la organización bélica ha impulsado el talento mexicano en la dirigencia, tanto así que en su historia ha debutado a un total de 5 mánagers, y, para el 2021, Erik Rodríguez se convertirá en el sexto en iniciarse con un equipo profesional en la Liga Mexicana de Beisbol.

Hoy, los Guerreros de Oaxaca cuentan con un campeonato de la LMB (1998), 2 campeonatos de Zona Sur (1998 y 2018), 1,277 juegos ganados, 26,839 hits, 2,115 cuadrangulares y con 138 juegos de play offs donde han ganado 68 encuentros.

Durante 25 años, la FAHHO y los Guerreros de Oaxaca han unido fuerzas para apoyar a instituciones mexicanas que destacan en su trayectoria y compromiso social a favor de quienes más lo necesitan en el estado con el programa Home Runs Citibanamex; este año, el monto total de los donativos es de $7.5 millones de pesos, los cuales se destinarán a 87 entidades públicas y privadas, seleccionadas por el alcance de sus proyectos ante la emergencia por el COVID-19.

Este 2021, Guerreros cumple 25 años de brindar a todos los oaxaqueños felicidad y emociones cada vez que la tribu bélica disputa un juego: los Guerreros buscan que el aficionado tenga su mejor experiencia cuando están en el “templo bélico”.

¡Felicidades Guerreros! Que sean 25 y muchos años más de vivir la pasión por el rey de los deportes, sigamos demostrando que en Oaxaca ¡Todos somos Guerreros!

Lo sentimos, la página que buscas no existe.

¡Muchas Gracias!
En breve nos pondremos en contacto contigo.