Nuestro compromiso es por México

Close Icon
   
Contact Info     @FundacionAHHO

Don Hermenegildo Contreras Cruz, un artesano de tradición

Don Hermenegildo Contreras Cruz, un artesano de tradición

Alma Rosa Espíndola Galicia

dos

Don Hermenegildo está inexorablemente ligado a los productos de la tierra, lo mismo siembra chiles de agua, rábanos, lechugas y maíz que elabora productos artesanales hechos con sus manos campesinas: muñequería y flores en totomoxtle, palma labrada para el Domingo de Ramos, arreglos con flor inmortal, chirimías rústicas, talla de rábanos y cerería y, por si fuera poco, también es apicultor y músico.

Como él refiere, “todas las expresiones artesanales que trabajo tienen su debida importancia y su debida fecha de elaboración”. Por ejemplo, a lo largo del amplio calendario de fiestas patronales del distrito de Ocotlán trabaja, por encargo de los mayordomos, velas de cera escamada para engalanar los altares de templos y capillas de su comunidad y de pueblos circunvecinos; en el mes de diciembre elabora piezas cuya materia prima principal son rábanos, totomoxtle y flor inmortal. Don Hermenegildo no descansa, si en el campo encuentra una raíz o rama que llamen su atención, las recolecta y, cuando tiene tiempo libre o hace mucho calor y no puede trabajar en sus sembradíos, va tallando la madera para formar chirimías de formas caprichosas, con las que ha participado a lo largo de cuarenta y cinco años en las actividades de apertura de las fiestas de los Lunes del Cerro.

Detallar el proceso de elaboración, los reconocimientos que ha recibido y sus satisfacciones personales por cada una de las artesanías que ha elaborado el protagonista de este texto requeriría de mayor extensión; aquí hacemos sólo un acercamiento a la elaboración de piezas con las hojas secas de la mazorca del maíz, conocidas también como totomoxtle. Bajo la tutela de su padre aprendió a manipular este material. En la elaboración de arreglos florales, ellos sustituyeron el uso del papel de china por estas hojas naturales y, con el paso del tiempo, decidió no usar colores artificiales para teñirlas sino utilizar los colores naturales del maíz que él mismo siembra. En su taller –ubicado en la calle Libertad número 32 en la agencia de San Sebastián Ocotlán, perteneciente al municipio de Santiago Apóstol– tiene materia prima clasificada por colores, lista para elaborar piezas por encargo para coleccionistas o para participar en concursos estatales y nacionales.

Cuando elabora una figura tridimensional primero hace el bulto y con tijeras realiza los cortes necesarios para hacer la piel, el vestuario y los accesorios, combinando los colores de las hojas de totomoxtle. Utiliza goma de mezquite como pegamento para unir meticulosamente cada pieza, apoyándose con pinceles elaborados por él mismo con pelo de caballo, y en el interior de los bultos introduce cuidadosamente varas de madera para fijarlas en sus correspondientes bases. Con maestría elabora figuras de mujeres ataviadas con trajes regionales oaxaqueños, composiciones de nacimientos tradicionales, Quijotes, Sanchos Panza y vírgenes, y un sinfín de diseños.

Para conocer la obra de este polifacético artista, poseedor de una gran aptitud para entrelazar su trabajo como apicultor-campesino, así como por aportar su creatividad para fortalecer las tradiciones y costumbres de su región cultural, que es ejemplo de capacidad para generar sus propias fuentes de abastecimiento de materias primas, y por su convivencia armoniosa con su medio ambiente, invitamos al amable lector a visitar la Capilla del Rosario del Centro Cultural San Pablo en donde se expondrá una colección de chirimías elaboradas por don Hermenegildo, así como velas de cera escamada para la Semana Santa elaboradas ex profeso para el altar que alberga dicha capilla, y una magnífica escena de la aparición de la Virgen de Guadalupe a Juan Diego elaborada en totomoxtle.

Los comentarios están cerrados.