Nuestro compromiso es por México

Close Icon
   
Contact Info     @FundacionAHHO

LA IMPORTANCIA DE LA ADAPTACIÓN

M.a Guadalupe Sánchez Pérez

La inteligencia es la habilidad
de adaptarse a los cambios

Stephen Hawking

El mundo está pasando por un momento crítico, hoy más que nunca debemos jugar para el mismo equipo, que las jugadas y las señas estén enfocadas en el objetivo de quedarse en casa, para cuidarnos y cuidar a los nuestros; pero eso no significa vacacionar… al contrario, es momento de seguir preparándonos y capacitarnos, para cuando sea el momento de regresar al terreno de juego estar listos si necesitamos entrar como corredor emergente o como relevo situacional.

Los jóvenes prospectos de la Academia de Beisbol Alfredo Harp Helú saben que en este bello deporte nunca se descansa, que la preparación es continua y que es muy importante adaptarse. Gracias a la tecnología, esto es posible también en el área deportiva: se han coordinado instructores y trainers para tener entrenamientos que son supervisados, cada semana, por medio de videos; en el aspecto psicológico, se han brindado recomendaciones sobre qué hacer en el tiempo libre y cómo tratar las posibles situaciones de estrés que se presenten; en el área escolar, se mantienen clases en línea y de igual forma se llevan a cabo las actividades extras, como es Seguimos Leyendo.

Los campos de entrenamiento están teniendo un descanso merecido, este tiempo se está aprovechando para darles mantenimiento y que estén listos para cuando suene de nuevo el ¡play ball! Vivimos al pendiente del robo de bases, siempre a las carreras, y esta cuarentena nos deja un aspecto positivo, si así lo queremos. En la película El juego perfecto (William Dear, 2019), uno de los personajes menciona: “Cuando puedas ver las alas de un colibrí podrás batear cualquier bola”.

Esta frase nos habla de la importancia de ser pacientes, de observar lo que comúnmente no vemos; en el paraíso beisbolero llegan constantemente estas bellas aves a las que, quizá por la vida acelerada no nos daba tiempo de apreciar, pero en estos momentos no hay excusas de estar cuidando las bases.

Los colibríes son símbolo de buenos augurios. Hoy nos recuerdan que pronto volveremos, pronto volverán a sonar los grandes batazos y podremos ver las espectaculares jugadas que los jóvenes prospectos realizan en su preparación para cumplir su sueño de ser beisbolistas profesionales, por ahora debemos aprovechar el tiempo para convivir con nuestros seres queridos, realizando actividades que en la cotidianidad no son posibles por el ritmo de vida que llevamos, la idea es quedarnos en casa para que, cuando volvamos, no falte nadie.

Los comentarios están cerrados.