Nuestro compromiso es por México

Close Icon
   
Contact Info     @FundacionAHHO

LOS TESOROS ESCONDIDOS DEL ARCHIVO HISTÓRICO

Actualmente, se acaba de organizar el Archivo Municipal de San Sebastián Tecomaxtlahuaca, en el distrito de Juxtlahuaca ubicado en la Mixteca Baja.

María Isabel Martínez Ramírez 

Adabi Oaxaca ha contribuido con el rescate de archivos en las regiones de Valles Centrales, Istmo, Sierra Norte y Mixteca. Cada solicitud para organizar un archivo municipal o parroquial representa un nuevo reto que empieza con un viaje que dura varias horas entre sinuosos caminos. Esto queda compensado al iniciar la labor de salvaguardar la memoria histórica de la comunidad, al analizar los “tesoros escondidos”, la documentación, antigua y valiosa para la población. 

Durante el proceso de organización que realizamos en los archivos, es inevitable adentrarse en los textos plasmados en los documentos. Al estar identificando la documentación se descubren datos importantes que ni los mismos pobladores conocen. En muchas ocasiones las personas con las que interactuamos nos dicen: “Ustedes están descubriendo cosas que ni nosotros mismos sabíamos que se encontraban ahí”. 

Actualmente, se acaba de organizar el Archivo Municipal de San Sebastián Tecomaxtlahuaca, en el distrito de Juxtlahuaca ubicado en la Mixteca Baja. Entre otros tesoros, el archivo resguarda documentos referentes al Ejército Libertador del Sur. Juxtlahuaca, Tlaxiaco y Silacayoapam fueron los pasos importantes de los zapatistas en su tránsito entre Guerrero y Puebla, en su marcha se generó documentación que se relaciona con los acontecimientos que sucedieron a nivel nacional y que son parte de la historia de México. 

Un documento de 1911 muestra una correspondencia enviada y firmada por el gobernador interino de Oaxaca, Félix Díaz, donde advertía que el gobierno enfrentaría a quienes realizaran acciones hostiles en apoyo al movimiento revolucionario y a Emiliano Zapata. En 1912 el jefe del movimiento insurreccional, teniente coronel Guadalupe Gómez, con su estado mayor y oficiales, dio a conocer al pueblo de Tecomaxtlahuaca el Plan de Mapaztlán de Ayala, al cual quedaba adherido este pueblo después de haber sido tomado, refrendando así el apoyo total a Emiliano Zapata. 

Otra correspondencia, enviada desde la localidad de Santiago del Río en 1914, trata de la petición del general del Ejército Libertador del Sur al presidente de Tecomaxtlahuaca, de maíz, víveres y pasturas para sus fuerzas. A cambio, la población se beneficiaría con el triunfo de la revolución al no pagar impuestos ni renta de tierras. En el mismo año, el capitán de la 2ª Compañía narra un enfrentamiento que sostuvo contra los rebeldes en el Cerro Colorado, cuando pretendían entrar con violencia a Silacayoapam. Al final lograron la retirada de los sediciosos con sólo un soldado herido en batalla. 

En 1918, el gobernador del estado de Oaxaca, José Inés Dávila, envió un comunicado al pueblo de Tecomaxtlahuaca para apoyar al General Félix Díaz en su defensa de la Constitución de 1857, y para rechazar la Constitución de 1917 promulgada por Venustiano Carranza. Asimismo, el gobernador Dávila llamaba a los pobladores de Tecomaxtlahuaca para definir, en un máximo de diez días, su adhesión al gobierno legítimo y al Ejército Reorganizador Nacional para colaborar con el estado y las instituciones, o declarar su apoyo al partido carrancista y la constitución de 1917, aunque advertía que en este caso tendrían limitados beneficios. 

Al adentrarnos en la organización del archivo salen a relucir documentos importantes como los antes mencionados. La misión de ADABI es rescatar este patrimonio para mejorar las condiciones del estado físico en que se encuentran, pues constituyen parte de la memoria de las poblaciones que casi siempre está en riesgo de desaparecer. 

Los comentarios están cerrados.