Nuestro compromiso es por México

Close Icon
   
Contact Info     @FundacionAHHO

PREMIO INAH 2019, FRANCISCO DE LA MAZA

Lograr que sean reconocidas las casas que honran en su sabiduría y sincretismo a Santo Domingo Tehuantepec encuentra sustento en el esfuerzo vertido de un gran equipo.

Gerardo Virgilio López Nogales
Los galardonados han realizado aportaciones sustanciales para la preservación de
la dimensión material y de la inmaterialidad de estas herencias culturales.
Su contribución cobra gran trascendencia en virtud de que incide en el patrimonio afectado significativamente por las
repercusiones de los sismos acaecidos en el
año de 2017, y cuya atención cabal aún es
una tarea en construcción.
Sandra Cruz Flores,
Conservación del Patrimonio Cultural
del INAH

Cada año, el Instituto Nacional de Antropología e Historia brinda la oportunidad de postular investigaciones y proyectos que fortalezcan los valores del hombre y su cultura. La convocatoria es para nosotros la ocasión de compartir con otros los atributos arquitectónicos de los pueblos de Oaxaca. En los modelos tradicionales de habitar, hacer y vivir, cada vez más extintos, hemos identificado las bases de nuestra cultura e historia.

El proyecto “Rescate de casas tradicionales de Santo Domingo Tehuantepec. Patrimonio devastado por los sismos de septiembre de 2017”, galardonado en el año 2019 con el premio “Francisco de la Maza” en la categoría de “Restauración y conservación del patrimonio arquitectónico y urbanístico”, otorgado por el Instituto Nacional de Antropología e Historia, es un proyecto activo. Su inicio y vigencia han sido posibles gracias al financiamiento de la Fundación Alfredo Harp Helú Oaxaca A. C., los propietarios de las casas restauradas y el apoyo del municipio de Santo Domingo Tehuantepec, con la supervisión del Instituto. Reúne la experiencia de cerca de dos años de trabajo en la recuperación de veinte casas de arquitectura tradicional, las alternativas y estrategias implementadas para hacer frente a la problemática de rescate y valoración de la arquitectura e identidad que emergió de un sismo, para continuar caracterizando la sabiduría de nuestros pueblos.

Es satisfactorio saber que, de los 333 trabajos postulantes para las diferentes categorías, este año se incrementó la participación en la categoría de restauración y conservación de patrimonio arquitectónico y urbanístico, pues reafirma el compromiso con el patrimonio, conduciendo a la acción y defensa.

Lograr que sean reconocidas las casas que honran en su sabiduría y sincretismo a Santo Domingo Tehuantepec encuentra sustento en el esfuerzo vertido de un gran equipo del que me enorgullezco conducir. Reconozco su dedicación y entrega.

Los comentarios están cerrados.