Nuestro compromiso es por México

Close Icon
   
Contact Info     @FundacionAHHO

MALICIA LITERARIA: PARA ESCRIBIR NUEVAS HISTORIAS, UN MEZCAL

Alejandra Camacho

Quien se hace dueño de su palabra

no necesita amo ni requiere esclavo.

Raquel Olvera

El 25 de abril de 2019, el Instituto de Artes Gráficas de Oaxaca acogió a Raquel Olvera, prolífica escritora poblana, a sus entusiastas alumnos de escritura y a los invitados a vivir la presentación del libro Malicia literaria. Cuentistas Oaxaqueños.

Era una tarde especial, y el viento lo sabía. Por ello contribuyó desprendiendo las flores de las bugambilias, para que cayeran como una lluvia de color que anuncia la celebración de ver reconocida la dedicación de catorce escritores durante más de dos años..

La FAHHO, a través de la Coordinación de Proyectos Educativos y Culturales y del programa Seguimos Leyendo, ofrece a sus lectores voluntarios y a los padres de familia del Colegio La Salle Oaxaca el Diplomado en Promoción y Estrategias Lectoras, con validez de la Universidad La Salle Oaxaca.

Raquel Olvera es docente en dicho diplomado y fue quien inspiró a los autores a escribir. Al inicio, en las sesiones de escritura del diplomado se dieron los frutos. Posteriormente los alumnos gestionaron de manera
independiente la continuidad de su proceso creador, con la antología de cuentos que hoy nos hace disfrutar de la creatividad y diversidad de sus historias.

Y qué tino para elegir el título: Malicia literaria. Esa sagacidad para que
una historia, que podría ser ordinaria, muestre sus sutilezas. ¿Malicia literaria? Sí; demostrada esa tarde por los autores que leyeron solo extractos de sus cuentos y nos generaron esa curiosidad casi obscena por querer conocer la historia completa.

Al final del evento, al invitarnos a degustar de una copita de mezcal o de un vaso de agua de horchata con tuna de Casilda, y propiciar con ello un encuentro más íntimo, donde con seguridad los escritores habrán obtenido nuevas ideas para sus próximas historias, fue cuando los escritores y la maestra Raquel Olvera pudieron sentir nuestro amor y nuestra admiración.

Los comentarios están cerrados.