Nuestro compromiso es por México

Close Icon
   
Contact Info     @FundacionAHHO

ESTAMPAS DE UN ESPACIO: 20 FOTÓGRAFOS EN EL MUFI · XX ANIVERSARIO

Eduardo Barajas Mendoza

¿Cuántas historias puede albergar el MUFI? Son incontables, y más cuando se trata de un lugar creado con el propósito de resguardar estampillas postales de todo el mundo que, a su vez, mantienen un sinfín de tópicos que redescubren la historia misma y que, al formarse en colecciones expuestas, generan el espacio museístico.

Veinte años de vida del Museo de la Filatelia de Oaxaca se dice fácil. Resumir su historia, un antes y un después de su arquitectura o de los objetos que lo conforman, no es nada sencillo.

Estampas de un espacio: 20 fotógrafos en el MUFI · XX Aniversario surge en un momento significativo, en un lapso en el cual el MUFI escribirá una nueva historia al integrar, en un futuro próximo, un nuevo espacio.

En la vida cotidiana del museo se generan exposiciones, se clasifica y cataloga el material filatélico, se planean, diseñan y desarrollan distintos proyectos, se preserva y difunde el acervo, se promueve el arte y la cultura. En un recorrido, se narra la historia de los “Comecartas”, del “Penny Black” y el “Hidalgo Azul”, y de cómo llegó al museo la colección de cartas de Frida Kahlo y el doctor Leo Eloesser. Y cuando la curiosidad se asoma, respondemos una que otra pregunta: ¿Todavía existe el correo? ¿Aún se escriben cartas?

Los espacios abiertos se mantienen firmes día y noche, silenciosos. El muro de cantera y el de adobe, el espejo de agua y los cactus segura- mente tienen más anécdotas, pero son discretos custodios.

Esta exposición es el resultado de un trabajo que reúne más de cincuenta imágenes de artistas de la fotografía, cómplices del museo quienes, en el transcurso de un año –y durante distintos eventos sin importar la hora o el día–, realizaron libremente las sesiones fotográficas.

Cada fotógrafo realizó una selección de imágenes. A través de ellas nos invitan a conocer el museo desde un ángulo distinto y, también, a reconocer cada uno de los rincones que lo integran, o aquellos detalles que quizás en una visita pasan desapercibidos.

El MUFI encierra tal magia que cada uno de sus rincones evoca inspiración.

En un escenario simple, los sueños se vuelven realidad, así como aquel sueño que comenzó hace veinte años, y hoy hace posible que el MUFI exista.

Los comentarios están cerrados.