Nuestro compromiso es por México

Close Icon
   
Contact Info     @FundacionAHHO

INTERVENCIÓN: ÍNDIGO

Ixchel Ledesma

Intervención: Índigo es un performance que fue realizado por primera vez en las calles de Brooklyn en Nueva York por Laura Anderson barbara en colaboración con Chris Walker, the Brooklyn Jumbies y Jarana Beat. La procesión comenzó en la prefectura de policía del barrio de Bushwick y terminó en la zona habilitada por artistas en el mismo barrio en Brooklyn. El performance consistió en la ocupación del espacio público por personajes vestidos en textiles de color índigo -tinte natural antiguo usado en rituales de protección, poder y espiritualidad–. Los indumentos fueron inspirados por la danza de los Zancudos de Oaxaca y la de los Diablos en la costa afromexicana de Guerrero. La primera se realiza anualmente y en ellas se pide protección, bendiciones y milagros. La segunda recuerda a todos los afrodescendientes, y en su ejercicio reivindica su lugar en sociedad.

El color índigo en la actualidad es usado por casi todos los cuerpos policiales en el mundo, siendo asociado a la protección; pero también a la represión. En este sentido el tránsito que realiza Intervención: Índigo de la prefectura de la policía al barrio de los artistas en Estados Unidos no solo representa un desplazamiento físico sino también uno de sentido. En este nuevo ritual se le devuelven al índigo sus características protectoras y espirituales en el terreno de lo artístico. Este giro de sentido con dimensión ritual incorpora en un momento mágico a los personajes en sociedad. Al mismo tiempo recuerda y reivindica a las culturas afroamericanas que se apropian simbólicamente del espacio público, usando el color que los reprime para protegerse.

Intervención: Índigo llama a la acción, a la re-ocupación del espacio público y a la memoria de la violencia que las comunidades afroamericanas han sufrido no solo en Estados Unidos, sino en el resto del mundo. Esta acción presentada por primera vez en Oaxaca dentro de las salas del MTO, busca recordar esta intervención pública en México que, además de generar la reivindicación de las culturas afroamericanas, crea una memoria viva, un espacio poético donde el movimiento de los cuerpos es libre de ocupar un terreno protegido, mágico y transformador.

Los comentarios están cerrados.