Nuestro compromiso es por México

Close Icon
   
Contact Info     @FundacionAHHO

IMPORTANCIA DEL CAUDAL ECOLÓGICO PARA LOS ECOSISTEMAS

IMG_9649

María Antonieta Gómez / Balandra Félix Piñeiro Márquez

Con el fin de promover la concientización sobre el tema del agua, el 22 de marzo, Día Mundial del Agua, la FAHHO organizó en el Centro Cultural San Pablo el ciclo de conferencias Caudal ecológico, importancia para los ecosistemas con la participación de Ignacio Daniel González Mora de la WWF-México, María Antonieta Gómez Balandra del Instituto Mexicano de Tecnología del Agua y autoridades agrarias de La Cieneguilla, San Andrés Ixtlahuaca. Las charlas iniciaron con la necesidad de definir el concepto de caudal ecológico para proseguir con las medidas necesarias que instrumenten su protección.

Ante el crecimiento desmedido de la población, la falta de planeación en el manejo y uso del agua, así como las sequías generadas por el cambio climático, un tema importante es el caudal ecológico y las reservas de agua. Hoy en día, la demanda de agua para satisfacer las necesidades de la sociedad, el consumo humano y la producción son cada vez mayores, lo que ocasiona desequilibrio de los ecosistemas fluviales. Los ríos y humedales presentan serios signos de deterioro.

El caudal ecológico y las reservas de agua pueden contribuir a hacer realidad el derecho humano al agua en nuestro estado y en México. ¿Cómo poder controlar y poner límites al uso de un bien común, el agua, para que su aprovechamiento sea motor del desarrollo sustentable?

El concepto de caudal ecológico para los ríos se define como la cantidad de agua necesaria para que funcione un ecosistema. El objeto principal es recuperar la funcionalidad natural de los ecosistemas fluviales conocida como integridad ecológica.

Existe una coyuntura para hacer planteamientos dentro de la sociedad civil y hacer propuestas para construir una iniciativa de ley con este tema prioritario, y que la aplicación de la norma NMX-AA-159-SCFI-2012 se considere como obligatoria y no voluntaria.

El caudal ecológico es un instrumento de gestión, esto es, de administración y reparto del agua, que establece la cantidad, calidad y régimen del flujo de agua requerido para mantener los componentes y funciones de los ríos y su conectividad con planicies de inundación, vegetación riparia y otros ecosistemas como humedales, marismas y lagunas. Esta política hídrica implica que debe conservarse el régimen, es decir, las circunstancias naturales que mantienen el caudal, para proteger los servicios ambientales que obtienen las poblaciones humanas al mantener la integridad funcional de los ecosistemas.

El caudal ecológico en México está contemplado por la Ley de Aguas Nacionales, en la cual se define como “Uso Ambiental” o “Uso de Conservación Ecológica”.

En la disponibilidad de aguas superficiales, el caudal ecológico se relaciona con el escurrimiento por las cuencas de los ríos en su área de captación –rodeada por cerros o montañas se va incrementado al incorporarse otros afluentes conforme avanza el río desde las partes altas–, y de cuyo volumen debe asignarse un porcentaje intocable al río. Muchas veces este volumen se modifica por el cambio de uso del suelo, la pérdida de bosques, las aguas de retorno actividades agrícolas, el uso urbano y doméstico, etc., pero lo importante, para no causar mayor estrés en ríos que son temporales o intermitentes, además de aplicar prácticas de conservación de la vegetación y suelos en las cuencas, es considerar el volumen necesario para que el río continúe funcionando estacional y anualmente, sobre todo si es río permanente.

En México se han reconocido 189 reservas potenciales de agua que pueden ser decretadas, pues conservan importantes componentes biológicos y no tienen alta presión de uso, según el Programa Nacional de Reservas de Agua. Actualmente ya se han publicado dos reservas de este tipo para los ríos San Pedro Mezquital en Nayarit, y Fuerte en Sinaloa.

El caudal ecológico es un tema interdisciplinario que requiere de la interacción de especialistas o interesados en distintos temas, con disposición para entender y explicar distintas áreas de conocimiento para lograr no solo su estimación, sino su implementación y seguimiento en el largo plazo, para la conservación de las cuencas, el agua y los servicios ambientales a las poblaciones.

Los comentarios están cerrados.