Nuestro compromiso es por México

Close Icon
   
Contact Info     @FundacionAHHO

ANDARES DE MANUEL CRUZ Y RUVI MARTÍNEZ: TALLA Y DECORADO DE MADERA

ANDARES

Lorena De la Piedra Ordaz

En San Agustín de las Juntas hay un taller familiar que se dedica a la talla y decoración de madera de copal. Sin ser una comunidad donde la mayoría de las personas por tradición o costumbre realicen una artesanía, de ahí nace la necesidad de expresarse con la rama artesanal que caracteriza a otras comunidades oaxaqueñas. Esta expresión artística ha sido una forma de vida que refleja la transmisión y conservación de la identidad.

Manuel Cruz es hijo de Agustín Cruz Tinoco, reconocido como Gran Maestro del Arte Popular, que comenzó tallando imágenes religiosas al copiar a grandes talladores originarios de esos pueblos donde se han dedicado por décadas a realizar esa expresión del arte popular. Don Agustín llegó a realizar arte sacro finamente tallado que elaboraba junto a su compañera de vida, doña Cleotilde Prudencio; ella daba vida a las piezas con su peculiar trabajo de decorado. Este conocimiento de trabajo en equipo fue transmitido a sus hijos.

Manuel lijaba y resanaba piezas desde los cinco años de edad y a los once se convirtió en tallador. Él da forma al tronco de madera de copal con un machete y esculpe con cinceles, gubias, formones, cuernos y agujas de agave. Remueve el exceso de madera para que finalmente quede una sola pieza: la que él soñó. Así ha forjado su propio andar, con un estilo único, elaborando escenas complejas, fusiones de animales y representaciones religiosas con sentido del humor y picardía.

Todas estas escenas quedarían desalmadas sin la intervención de Ruvi, su esposa, quien dedica 10 horas diarias al decorado. A veces comienza pintando el rostro porque es lo que implica un reto más grande: darle expresión y personalidad a la pieza que su marido talló, secó y lijó en un período de 6 meses, si es que es algo muy grande y especial.

“Tengo que superarme, las piezas que hago tienen que ser mejores a la anteriores”, dice Manuel, y complementa su compañera de vida y de trabajo, Ruvi: “Las piezas que elaboramos son únicas e irrepetibles, ahí se ve el trabajo hecho con amor y en equipo”.

Gracias a este trabajo han obtenido diferentes reconocimientos y ganado premios en concursos nacionales y estatales. El trabajo de estos artistas debe ser reconocido y certificado como algo inigualable y digno de las mejores salas de exposiciones. Les invitamos a adquirir o admirar piezas de estos artistas en Andares del Arte Popular ubicado en Independencia 1003, en el Centro Histórico de Oaxaca.

Los comentarios están cerrados.