Nuestro compromiso es por México

Close Icon
   
Contact Info     @FundacionAHHO

VÍA RECREATIVA OAXACA: VIVIR LA CALLE DIFERENTE

Desde abril de 2017 se lleva a cabo en nuestra ciudad la Vía Recreativa Oaxaca. El último domingo de cada mes y en un horario de 8 a 14 h, a lo largo de la Calzada Porfirio Díaz, de la Fuente de las Ocho Regiones hasta Avenida Juárez a la altura del parque El Llano.

Desde abril de 2017 se lleva a cabo en nuestra ciudad la Vía Recreativa Oaxaca. El último domingo de cada mes y en un horario de 8 a 14 h, a lo largo de la Calzada Porfirio Díaz, de la Fuente de las Ocho Regiones hasta Avenida Juárez a la altura del parque El Llano.

Luciana Renner

Las Vías Recreativas son calles abiertas a la ciudadanía y libres de vehículos motorizados que permiten, durante algunas horas del día, principalmente los domingos y días festivos, el disfrute del espacio público para realizar un paseo gratuito y seguro en bicicleta o para recorrerlo a pie, en patines, patinetas, silla de ruedas, con mascotas, o como se prefiera recorrerlo.

Miles de personas, incluidos sectores vulnerables de la población que generalmente no pueden hacer uso pleno de este espacio de manera cotidiana como niñas y niños, adultos mayores y personas con discapacidad, lo disfrutan. Buscan recuperar la vida de la ciudad, generando espacios para la recreación y donde sea posible jugar, convivir y realizar actividades físicas, así como llevar a cabo actividades culturales y educativas que fomenten la convivencia y promuevan estilos de vida saludables y sostenibles. Ciudades como Guadalajara, Morelia, Ciudad de México, Toluca, Puebla, entre otras, han implementado este programa como una política pública efectiva para promover la salud, la movilidad sustentable, el desarrollo económico local y la cohesión social en sus comunidades.

Desde abril de 2017 se lleva a cabo en nuestra ciudad la Vía Recreativa Oaxaca. El último domingo de cada mes y en un horario de 8 a 14 h, a lo largo de la Calzada Porfirio Díaz, de la Fuente de las Ocho Regiones hasta Avenida Juárez a la altura del parque El Llano. La calle se abre para el disfrute de la ciudadanía y se ofrece una amplia gama de actividades deportivas, culturales y de esparcimiento para todas las edades, entre ellas, actividades lúdicas infantiles, para adultos mayores, clases de enseñanza en el uso de la bicicleta, juegos monumentales, exhibiciones de deportes urbanos y artes marciales, clases de baile, conciertos, trueque de libros, entre otras. También se brindan diversos servicios como asistencia mecánica, préstamo de bicicletas y patines, puntos de hidratación y primeros auxilios. Cabe mencionar que durante las horas que dura la actividad, se cuenta con apoyo vial y de seguridad pública municipal, así como rutas alternas para el transporte público. Una vez finalizado el evento se permite la circulación de los vehículos motorizados.

La dos primeras ediciones de este ejercicio ciudadano se llevaron a cabo el 2 y 30 de abril de 2017, contando con la asistencia de 7644 y 9 654 personas respectivamente, que disfrutaron de este gran parque lineal acompañadas de familiares y amigos, caminando, en bici, patines, patineta, silla de ruedas y con mascotas. Desde entonces, esta iniciativa continúa llevándose a cabo el último domingo de cada mes.

La Vía Recreativa Oaxaca ha sido posible gracias al trabajo coordinado de la sociedad civil; encabezada por la asociación civil comunitaria Vive la Calzada, la Fundación Alfredo Harp Helú Oaxaca a través de la Casa de la Ciudad y una red de organizaciones, colectivos y personas que promueven en diversos ámbitos el uso de la bicicleta como medio de transporte, entre ellas Femicletas, Bicibella Oaxaca, Vixi Escuela, Insolente Oaxaca y la Fundación Bustamante Vasconcelos con el apoyo del Ayuntamiento de Oaxaca de Juárez, en alianza con diversas asociaciones no gubernamentales e iniciativa privada.

Les invitamos a asistir a la siguiente Vía Recreativa Oaxaca para vivir la calle de manera distinta a la que estamos acostumbrados en la actualidad; para repensar la calle no sólo como un lugar de tránsito, sino como el espacio público por excelencia donde niñas y niños puedan jugar libremente; donde todas las personas sin importar su condición podamos recrearnos y educarnos, realizar alguna actividad física y convivir con los demás, con la seguridad y accesibilidad adecuadas, y sin discriminación alguna en donde la bicicleta, así como otros medios de transporte no motorizados, tengan unlugar y se visibilicen como alternativas de movilidad con grandes beneficios para nuestra ciudad.

Los comentarios están cerrados.