Nuestro compromiso es por México

Close Icon
   
Contact Info     @FundacionAHHO

CONCIERTOS DE ÓRGANO EN LA CATEDRAL DE OAXACA Y SANTA MARÍA TAMAZULAPAN

Cecilia Winter

Los conciertos más recientes del Instituto de Órganos Históricos de Oaxaca celebraron importantes eventos religiosos en la Catedral de Oaxaca y el templo de Santa María Natividad Tamazulapan, en la Mixteca Baja.

El gobierno del municipio de Oaxaca, por medio de Adriana Aguilar, directora de Turismo Municipal, nos invitó a presentar un concierto de música sacra de órgano, canto y coro en la Catedral el 11 de abril, martes santo, como culminación de la procesión solemne de Entrada de los Estandartes y Relicarios del Santísimo Rosario de la Arquidiócesis de Antequera Oaxaca, que salió de la Basílica de la Soledad y terminó en la Catedral. En ese momento comenzó el concierto. Se llenó la iglesia debido a que la mayoría de personas que participaron en la procesión se quedaron a escuchar el concierto. Había tanta gente —unas 800 personas— que el padre Alejando Rodríguez tuvo que abrir las capillas laterales para que la gente pudiera sentarse.

El programa ofreció algunas de las obras más bellas y profundas del repertorio de Semana Santa, incluyendo selecciones de las Pasiones de San Mateo y San Juan, de J.S. Bach; del “Stabat Mater”, de G. B. Pergolesi, y diversas obras de Telemann, Pachelbel, Mendelssohn y Fauré. El maestro Pierre-Arnaud Le Guérinel dirigió el coro del Instituto de Formación Musical “Maurice Ravel”. Los solistas fueron Laura García Meixueiro, soprano; Mara Picacho Martínez y Patricia Jungk, contraltos; Luis Pablo Osorio, tenor; César Mayoral Figueroa y Felipe Espinosa Olmedo, bajos; y Cecilia Winter, con la ayuda del alumno de órgano Isaí Guzmán, tocó el órgano para acompañar el canto.

Por primera vez los oaxaqueños tenían la oportunidad de ver los estandartes colocados en la Catedral, que en años anteriores habían quedado en el exconvento dominica de Santa Catarina, ahora el Hotel Quinta Real, y de apreciar el esplendor visual de los estandartes junto con el esplendor sonoro del órgano y del canto. Las autoridades municipales ya han expresado su interés en que este concierto sea un evento anual.

Tres semanas después, el 3 de mayo, el Día de la Santa Cruz, el IOHIO fue invitado por el director de la Casa de la Cultura de Santa María de la Natividad Tamazulapan para presentar un concierto para la mayordomía del pueblo, en honor de la muy venerada imagen del Señor del Desmayo. El organista Isaí Guzmán tocó la misa de las 12, después de la cual Cecilia Winter ofreció un programa de música regional oaxaqueña, acompañado por el percusionista local Leo García.

Este órgano de mesa complejamente decorado fue construido alrededor de 1730 y es el más pequeño de los órganos restaurados en Oaxaca. Debido a sus tubos diminutos, tiene un sonido alto, por lo que a menudo es deseable e incluso un reto transportar la música una octava más abajo. Tocar el órgano de Tamazulapan implica un trabajo en equipo. A diferencia de los otros nueve órganos restaurados, éste no cuenta con un motor y por lo tanto los fuelles tienen que ser accionados a mano. Además, se necesita a un ayudante por cada lado del instrumento para empujar y jalar los registros y otro para voltear las hojas de las partituras, así que el organista requiere del apoyo de cuatro asistentes. La proyección en una pantalla colocada en la nave del templo permitió al público ver la actividad en el balcón alto del órgano durante el concierto, que de otro modo habría sido difícil imaginar.

La impresionante iglesia con su exconvento podría ser considerado como el cuarto de los grandes complejos dominicanos del siglo XVI en la región de la Mixteca, junto con los de Yanhuitlán, Coixtlahuaca y Teposcolula. El templo quedó lleno para el concierto porque, además de los devotos locales, mucha gente venía de las comunidades vecinas, de México y de Puebla para honrar al Señor del Desmayo.

Los comentarios están cerrados.