Nuestro compromiso es por México

Close Icon
   
Contact Info     @FundacionAHHO

HOMENAJE A JORGE GARIBAY, PILAR DE LA ARCHIVÍSTICA

La presidenta de Adabi de México y don Alfredo Harp hicieron entrega de un reconocimiento al maestro Garibay como asesor vitalicio de Adabi de México, a quien los asistentes ovacionaron de pie.

La presidenta de Adabi de México y don Alfredo Harp hicieron entrega de un reconocimiento al maestro Garibay como asesor vitalicio de Adabi de México, a quien los asistentes ovacionaron de pie.

Fabiola Monroy / Cristina Pérez

Jorge Garibay Álvarez, junto con María Isabel Grañén, Stella González y don Alfredo Harp, es uno de los pilares de Adabi de México. Con su labor constante, durante años labró la tierra árida de los archivos mexicanos. La firmeza y perseverancia en sus resoluciones han sido actitudes que conducen, hasta hoy en día, al éxito de cada proyecto emprendido en esta materia y es por ello que Adabi de México decidió realizarle un sentido reconocimiento dentro del marco de la celebración del decimocuarto aniversario de la asociación.

Para iniciar dicho homenaje tomó la palabra su amigo y colega George Faulkes, quien realizó una “brevísima semblanza” de la trayectoria dentro de la archivística y dio una pincelada de su personalidad destacando el sentido del humor del maestro Garibay, así como el arduo trabajo y el entorno en el que se desarrolló gran parte de su labor como archivista: abriendo caminos.

A continuación se presentó un video que bajo la premisa de Labore et constancia mostró un recuento sucinto de la actividad del homenajeado a través de imágenes que dan fe de su labor de casi 50 años a favor del patrimonio documental de México. Juan Manuel Herrera, Alejandro Montiel, Judith Fuentes, Elvia Acosta, Elisa Garzón, Ángeles Macuil y Rogelio Cortés, amigos y discípulos de Puebla y Oaxaca, fueron invitados para dedicar unas palabras en su honor.
Todos ellos destacaron aquellos logros personales conseguidos gracias al aliento del maestro, así como el impacto que tuvo en su vidas en diferentes ámbitos. En Jorge Garibay encontraron al amigo, al maestro y al guía, que a la par de transmitir su conocimiento y metodología, supo contagiar su entusiasmo y amor por los papeles olvidados, que constituyen el tesoro de la memoria escrita de nuestro país.

Para finalizar, la doctora María Isabel Grañén Porrúa agradeció a su nombre y el de don Alfredo Harp, el haber puesto al maestro Garibay en su camino —mencionar a Jorge Garibay implica también reconocer a Stella González, quienes “nacieron para rescatar la memoria de México”—. El maestro ha escrito como pocos una huella en su andar por los archivos y un sentimiento de gratitud infinita a quienes amamos la memoria de México.

La presidenta de Adabi de México y don Alfredo Harp hicieron entrega de un reconocimiento al maestro Garibay como asesor vitalicio de Adabi de México, a quien los asistentes ovacionaron de pie.

Como colofón, el homenajeado dirigió unas palabras de agradecimiento a todos aquellos que vivieron y “sufrieron” con él el trabajo de los archivos en lugares alejados, en ausencias prolongadas, especialmente a su esposa e hija, que se subordinaron a un fin mayor: el rescate del patrimonio documental de nuestro país.

Los comentarios están cerrados.