Nuestro compromiso es por México

Close Icon
   
Contact Info     @FundacionAHHO

DIVULGACIÓN CIENTÍFICA EN LA BS

cienciaManuel Rubio Espinosa

Es difícil decir si es una nueva función de las bibliotecas en una época de contenidos digitales en abundancia o más bien es un nuevo espacio que la ciencia, desde siempre, ha buscado: el gran público común.

Desde agosto de 2016 se inició una aventura entre la BS y el Laboratorio de Educación Ambiental y Difusión de las Ciencias del CIIDIR Oaxaca, bajo un título que refleja su intención: “Ciencia que pica la conciencia”. Efectivamente, no se trata solamente de pasar el rato intentando hacer algo de ecología; se busca llegar a la conciencia entendiendo que el ambiente lo es todo, no sólo la naturaleza.

Todos los sábados, a partir de las 11 de la mañana, se entra en acción con temas tan sugerentes como la misma propuesta general: “amigas peludas”, “cuenta patas”, “arrastrando ando”, “garras y picos”, “una aventura de sangre fría”, “alquimia”, “marsupiales mexicanos”, “arañas de muertos”, “tenazas azules”, “¿De quién es la huella?”, “ranas de cristal”, “arte y ciencia”, “monstruos prehispánicos” y muchos etcéteras más.

La premisa fundamental del laboratorio es hacer educación vivencial, comenta su coordinadora, Olga Herrera Arenas, quien, junto con un equipo de 12 especialistas voluntarios, se encargan personalmente del desarrollo de actividades que intentan permear, a través de todos los sentidos, a los asistentes.

“La experiencia en la BS ha permitido al laboratorio aumentar su cobertura, acceder a un público distinto al que normalmente asiste a las instalaciones de nuestro centro de investigación,y ha significado un reto para el equipo de voluntarios del laboratorio por las distintas actividades que se realizan cada semana, lo que ha sido facilitado por la complicidad de todos los integrantes de la BS Biblioteca Infantil de Oaxaca.

Temas como amor, tolerancia, cuidado y belleza son abordados junto con información científica y curiosidades biológicas a lo largo de la mañana. Estas temáticas van cambiando a lo largo del año. La familia es el público al que van dirigidas estas actividades y, aunque la afluencia de niños es importante en número, es un hecho que también los mismos padres o acompañantes vuelven a ser niños por un momento.

Al hacer un experimento; al tocar a un animal o participar junto con sus hijos en las actividades complementarias y de reforzamiento lo recuerdan. Hasta el momento se han realizado 16 presentaciones con una afluencia constante de personas.

La ultima adición a esta aventura son las “Noches de ciencia”, donde, más allá de conocer el lado científico de especies animales de hábitos nocturnos poco conocidas y bastante menospreciadas, el objeto es intentar que al conocer y comprender se llegue a la tolerancia frente a lo diferente, el respeto a lo otro. Pero… ¡llegó la hora! Son las 7 de la tarde. La promesa estaba hecha. Las familias se acercan. La expectativa crece. Se abren las puertas y la Biblioteca Infantil se llena… hoy hay Noche de ciencia en la BS y la cita no podía posponerse.

Hoy los conoceríamos, los tendríamos cerca y algunos de ellos llegaban con no muy buena fama: todas eran especies de la noche: tarántulas, serpientes, geckos, tlacuaches, búhos y los protagonistas de la noche… los murciélagos. Hoy seremos científicos exploradores para conocer especies de hábitos nocturnos, maravillarnos con ellas, aprender de expertos y desechar mitos. El resultado: preguntas, fotos, recuerdos, conocimiento, tocar, sentir, más preguntas y, sobre todo, admiración.

Los comentarios están cerrados.