Nuestro compromiso es por México

Close Icon
   
Contact Info     @FundacionAHHO

BANDERAS BANDHANI

5

dosa

El proyecto Bandhani comenzó en 2003, a partir de una colaboración entre artistas en Kutch, el Instituto Nacional del Diseño, en Ahmedabad, India, y dosa, compañía de ropa, accesorios y utensilios para el hogar fundada por Vivian Kim y Christina Kim, madre e hija, respectivamente. La experiencia se logró gracias a un esfuerzo en conjunto por brindar empleo a mujeres que tuvieron que dejar sus hogares a causa del terremoto que sacudió a la ciudad de Kutch en 2001. La colaboración se dio a conocer bajo el nombre de “banderas bandhani”.

Bandhani, una antigua tradición textil, es un tipo de teñido de reserva. El primer paso consiste en el trazo de un patrón a base de pequeños puntos sobre una tela por medio de un esténcil perforado. A continuación, las marcas en la tela se toman entre dos dedos y se anudan a mano con un hilo muy fino, girando rápidamente en torno al punto marcado con el esténcil. El área que queda atrapada con el hilo se vuelve resistente al tinte en el momento en que la tela se sumerge en los baños para obtener distintos colores. Una vez que la tela se ha secado, se retiran los nudos y se abre, revelándose así numerosos puntitos que se asemejan a una constelación.

Los practicantes originales de este arte eran los khatri musulmanes, una casta dedicada al comercio. Tradicionalmente, las mujeres realizaban el atado y los hombres, el teñido. Hoy en día, esta práctica se mantiene. Tenemos la fortuna de trabajar con los hermanos khatri Abdul Jabbar y Abdullah, quienes mantienen un taller de hombres tintoreros, mientras que las mujeres de distintas comunidades en Kutch, Guyarat, anudan las telas.

El primer proyecto con telas bandhani estaba inspirado en los tejidos empleados para los turbantes masculinos: tiras angostas de tela de poco más de 15 cm de ancho. Estas telas de algodón se teñían con la técnica de bandhani y posteriormente se cosían unas con otras para formar una tela más grande que pudiera ser aprovechada para crear una prenda. La angostura de la tela resultó ser una ventaja inesperada: la distribución del trabajo entre una mayor cantidad de mujeres y un mayor número de comunidades fue posible gracias a que dos hombres en motocicleta podían transportar fácilmente estas telas angostas de una población a otra.

Sin embargo, para lograr que el proyecto bandhani fuera sustentable fue necesario innovar y explorar otras técnicas de teñido por reserva. Así pues, algunos experimentos con la técnica japonesa de teñido por reserva conocida como “shibori en formas de copos de nieve” resultó
en un híbrido verdaderamente transcultural. Puesto que para conseguir el diseño de un copo de nieve, la tela debe doblarse en triángulos, pronto se le empezó a llamar samosa (empanada de India) debido a su parecido con aquel platillo. El teñido de bandhani moteado es una innovación
técnica inspirada en algunos cuadernos encontrados en los bazares de Ahmedabad.

En esta técnica, una solución concentrada del tinte a emplear se rocía con una regadera sobre una tela khadi de seda (tela hilada y tejida a mano) previamente tensa sobre un bastidor de madera. Una inspiración más se halló en las tiendas locales, donde se conservan madejas de hilo decolorándose bajo el sol. El efecto decolorado se potencializa al emplear el hilo de algodón utilizado en los amarres del teñido de reserva, como hilo para bordar a mano sobre las telas moteadas de seda, de acuerdo con una técnica tradicional conocida como kantha. Los banderines de oración son muestra de una gran variedad de técnicas de bandhani, cada uno de ellos hecho a mano y único.

Esta instalación con las banderas bandhani se ha presentado en el Museo Internacional y Biblioteca de la Música en Boloña, Italia, en 2008, y en el Congreso de la UNESCO sobre educación ambiental, llevado a cabo en Ahmedabad, India, en 2007.

Los comentarios están cerrados.