Nuestro compromiso es por México

Close Icon
   
Contact Info     @FundacionAHHO

HILAR EL VIENTO: LOS TEJIDOS MEXICANOS DE PLUMA

b18Hector Meneses

Hace 10 años nos embarcamos en una travesía para conocer más acerca de una de las expresiones artísticas y culturales más importantes del mundo mesoamericano: los textiles emplumados. Hemos bautizado a la pieza que dio inicio a este camino “Tlàmachtēntli de Madeline”, en honor a Madeline Humm de Mollet, pues fue ella quien lo halló en un mercado de pulgas en la ciudad de Puebla a finales de los años ochenta.

El tlàmachtēntli es sólo un fragmento de lo que debió haber sido un huipil extraordinario y solamente se han documentado otros cinco textiles con características similares a este tejido: tres de ellos se encuentran en México, uno en Roma y otro más en Nueva York. Las seis piezas son mexicanas, fueron elaboradas entre los últimos años del siglo XVII y los primeros del XVIII, y comparten una característica sumamente especial: cada una cuenta con distintas variantes de hilos de algodón entretorcido o hilado con plumón de pato. El plumón es la pluma más pequeña y flexible que se encuentra en las aves, generalmente en la zona del pecho. Su flexibilidad permite que sea hilada o torcida con otras fi bras, como el algodón. Salvo dos piezas procedentes de San Miguel Zinacantepec, Estado de México, es difícil saber con exactitud dónde se hicieron las demás. Sin embargo, las relaciones geográficas del siglo XVI describen numerosos poblados (algunos de ellos ubicados en Oaxaca) donde se apreciaban plumas incorporadas a la vestimenta. Si bien es posible encontrar el uso de textiles con plumas en otras regiones del mundo (como en los Andes, en el Amazonas, en las islas del Pacífico e incluso en el occidente de Estados Unidos), todo parece indicar que los hilos emplumados son una exclusividad de la cultura mesoamericana y, en particular, de las culturas que se establecieron en lo que hoy conocemos como México.

Los resultados de las investigaciones en torno a estas piezas no han quedado sellados en archivos, sino que han sido compartidos con artistas del telar procedentes de Puebla, Guerrero y Oaxaca con el ánimo de revivir un conocimiento que se fue perdiendo con el paso de los años y que, al parecer, sólo sobrevivió en un pequeño poblado del municipio de Chicontepec, en Veracruz. La exposición que presentamos busca construir un puente entre las piezas emplumadas novohispanas y las primeras creaciones del siglo XXI, elaboradas este año, que presentan esta técnica. El plumón de ganso ha viajado desde el otro lado del Atlántico para luego convertirse en hilo en San Sebastián Río Hondo y Teotitlán del Valle. La grana cochinilla, el añil, el zacatlaxcalli y el huizache se han unido para crear una rica paleta de colores, más amplia incluso que la que se observa en las piezas que han sobrevivido al paso del tiempo. Los telares de Oaxaca, de Chiapas y de California han acogido entre sus hilos a un material tan etéreo como el plumón que vuela con tan sólo respirar. El hilo emplumado no sólo se ha abierto paso entre la urdimbre y la trama, sino que ha encontrado un camino para insertarse en prácticas textiles contemporáneas. A pesar de las diferencias que cada obra presenta, todas están vinculadas por medio de los hilos emplumados y estos, a su vez, derivan directamente de las técnicas de hilado y de teñido empleadas en la elaboración de las piezas virreinales.

La muestra que hemos preparado también incluye un espléndido mosaico de plumas, labor que nos ha cautivado tanto (o más) de lo que seguramente sorprendió este arte a los primeros extraños en llegar a esta región de América.

Si bien la exposición se centra en textiles, hemos preparado un ciclo de charlas en torno a la plumaria en México. En éstas se presentarán trabajos sobre los hilos emplumados, pero también la construcción de los penachos prehispánicos y los mosaicos de pluma durante el periodo virreinal. A continuación el calendario de las tres presentaciones que restan del programa, las cuales se llevarán a cabo a las 18 h en la Capilla del Rosario del Centro Cultural San Pablo:

04 de noviembre

El mosaico de plumas: Investigación, conservación y práctica, Rosa Lorena Román Torres, Escuela Nacional de Conservación, Restauración y Museografía “Manuel del Castillo Negrete”
del INAH.

25 de noviembre

Entretejiendo la tradición plumaria. Acercamiento a un textil emplumado
de la época colonial, Mariana Almaraz Reyes, Museo Textil de Oaxaca.

02 de diciembre

Un segundo aire para los tejidos emplumados en el siglo XXI, Román Gutiérrez Ruiz, Hector Manuel Meneses Lozano, Artista Textil, Teotitlán del Valle, Museo Textil de Oaxaca.

Los comentarios están cerrados.