Nuestro compromiso es por México

Close Icon
   
Contact Info     @FundacionAHHO

NDIYA*: EL CAMINO HACIA UNA JUSTICIA INTERCULTURAL

ndiyac

Zaira Alhelí Hipólito López

La defensa y promoción de los derechos lingüísticos en todos los espacios públicos es uno de los desafíos más importantes que nos hemos propuesto desde la Biblioteca de Investigación Juan de Córdova de la Fundación Alfredo Harp Helú Oaxaca, aunque debemos reconocer que en este recorrido nos acompaña el talento, complicidad y experiencia del Centro Profesional de Asesoría, Defensa y Traducción A.C.

La Biblioteca y el Centro colaboran de múltiples maneras; una de ellas es el impulso a la campaña “Los derechos viven en todas las lenguas”, cuyo objetivo es promover el uso de las lenguas indígenas en los espacios e instituciones públicas, mismo que nos hermana y que fortalecemos a través de otra campaña: “Todas se llaman lenguas”. De esta manera pretendemos contribuir a sensibilizar y combatir los prejuicios que existen en torno a la población hablante de una
lengua originaria en Oaxaca, o sea el 32.2% de la población estatal.

Luego de promover varias iniciativas alrededor de la diversidad lingüística, nos aventuramos a construir en conjunto un material que nos permitiera abordar temas de diversidad lingüística y el acceso a la justicia desde la perspectiva del pluralismo jurídico. Después de múltiples consensos comenzó NDIYA, una plataforma digital que facilita recursos de aproximación a la diversidad lingüística, el pluralismo jurídico, la pertinencia del acceso a la justicia para mujeres indígenas y el racismo del que son objeto hablantes de alguna lengua distinta al español.

NDIYA pretende ser un camino para establecer un diálogo intercultural entre el Estado y los pueblos indígenas, en igualdad de condiciones. Como herramienta digital e interactiva permite la búsqueda de intérpretes en lenguas oaxaqueñas facilitando la localización, contacto, contrato y método de pago a personas capacitadas en el campo jurídico, respondiendo así a la necesidad de fidelidad y calidad en las transferencias de conceptos de una lengua a otra.

Resulta relevante señalar que NDIYA fue concebido, diseñado y confeccionado por un equipo multidisciplinario de profesionales bilingües mixes, mixtecos y zapotecos, quienes queremos seguir construyendo caminos de justicia para todos los pueblos. Creemos firmemente que el ejercicio de los derechos lingüísticos permite el ejercicio de otros derechos, por lo que no descartamos el aporte y uso de NDIYA en las esferas de salud, educación, política pública, academia, entre otras.

*NDIYA es una palabra que proviene del ixcateco, una de las lenguas con más riesgo de pérdida en Oaxaca. Con este nombre pretendemos poner en común los desafíos que las y los hablantes de lenguas indígenas enfrentamos cuando no se nos garantiza el ejercicio de nuestros derechos, orillándonos a prescindir de la lengua, rechazando así una parte esencial de nuestra identidad, conocimiento e historia.

Los comentarios están cerrados.