Nuestro compromiso es por México

Close Icon
   
Contact Info     @FundacionAHHO

ESPACIOS CON LEGADO ÑUIÑE EN OAXACA

b8

Gabriela Serrano Rojas

Durante los trabajos de investigación para la exposición temporal John Paddock y la identificación del estilo ñuiñe: un acercamiento a la mixteca baja, inaugurada el pasado mes de agosto, se llevaron a cabo diferentes visitas a comunidades en la búsqueda de espacios en los que hubiera objetos de estilo ñuiñe.

Tras servir en su propio tiempo para fines utilitarios, o para plasmar mensajes políticos o religiosos, la mayor parte de los objetos ñuiñe cayeron en el olvido. Algunos permanecieron en su lugar acumulando las huellas del tiempo. Otros, como las piedras labradas, fueron trasladados en la época colonial y siglo XIX para ser reutilizados como materia prima en la construcción de templos y casas.

Es impresionante observar la gran cantidad de piedras labradas ñuiñeen San Pedro y San Pablo Tequixtepec, resguardadas en su museo comunitario, así como cabecitas colosales que en los años sesenta ayudaron a Paddock a identificar el estilo. Las Piedras 1 y 2 de Tequixtepec se encuentran empotradas a un costado del asta bandera del palacio municipal. En Santiago Miltepec no se cuenta con un recinto que resguarde este tipo de objetos; sin embargo, algunas piedras ñuiñe se encuentran colocadas en el palacio municipal y en un edificio anexo a su templo principal.

El Museo Regional de Huajuapan (MUREH) resguarda la “Piedra 1 de Tallesto”, la primera piedra en ser registrada, en 1806, por el capitán Guillermo Dupaix. Además de piedras labradas encontradas en tumbas prehispánicas, el museo cuenta también con objetos cerámicos de estilo ñuiñe.

En la Mixteca Alta, la Casa de la Cultura de Juxtlahuaca resguarda la Piedra 1 de Juxtlahuaca que en su momento estuvo en el kiosco del parque. El museo comunitario de Tepelmeme, es otro espacio donde puede observarse un caracol trompeta con escritura ñuiñe único en su tipo. A poca distancia de la población, la representación de pintura mural ñuiñe en un abrigo rocoso hace aún más interesante el lugar, donde los propios pobladores realizan las visitas guiadas.

En la capital del estado, la Biblioteca de Investigación Juan de Cordóva cuenta con un numeroso acervo de documentos escritos por Paddock que sirvieron durante el proceso de identificación del estilo ñuiñe, así como sus piezas arqueológicas personales del mismo estilo. La Biblioteca Francisco de Burgoa preserva cuatro bloques de piedras labradas, que se encontraron en la Tumba 1 de Cerro de las Minas, en Huajuapan de León, en 1968.

El presente mapa muestra algunos de los principales espacios donde podemos apreciar objetos ñuiñe, ya sea en forma de piedras empotradas en edificios, monumentos que adornan las plazas cívicas y muy en particular como parte de museos y otros espacios que resguardan este legado para conservar y educar.

Los comentarios están cerrados.