Nuestro compromiso es por México

Close Icon
   
Contact Info     @FundacionAHHO

TLACUACHE

TLACUACHE

Tlacuache 1El libro que hoy te recomendamos –curioso lector- trata sobre tiempos remotos en que los hombres y mujeres padecían mucho del frío y comían sus alimentos crudos porque no conocían el fuego. Seguramente conoces el mito griego en el que Prometeo, un dios amigo de los hombres, roba el fuego a Zeus para bajarlo a la Tierra y regalárselo a los humanos. Pero en México el autor de esa hazaña no es Prometeo sino un animalito.

El tlacuache, del náhuatl tlacuatzin, es el único animal marsupial (porque tiene una bolsa en la que lleva a sus crías, similar a la de los canguros) que existe en el territorio mexicano y habita en las zonas templadas y tropicales de México. Se dice que es de los pocos animales que se conserva sin variaciones desde que apareció en nuestro planeta hace más o menos 60 millones de años, cuando los mamíferos comenzaron a poblar la tierra.

Este pequeño animal ha sido la figura central de algunos mitos de los grupos indígenas de México, y aunque no se sabe con precisión cuándo empezó a relacionarse al tlacuache con hazañas míticas, se han descubierto figuras de barro en forma de tlacuache que datan del año 1000 antes de nuestra era y se han encontrado menciones sobre este animal en algunos códices.

Los mitos son narraciones que tratan siempre de un “tiempo anterior” cuya función es explicar o justificar el origen, el desarrollo o la causa de algún aspecto de la vida social. El mito tiene su propia lógica y lenguaje, y aunque a simple vista pueda parecer que no tiene sentido, esconde muchas claves que ayudan a comprender la realidad social. “En muchos mitos y leyendas indígenas, el tlacuache tiene un lugar privilegiado. Aparece como el jefe del mundo, el resistente a los golpes, el despedazado que resucita, el astuto que enfrenta el poder de los jaguares, el jefe de los ancianos consejeros, el civilizador y benefactor, el abuelo respetable y sabio, pero al mismo tiempo es un pícaro que hace bromas y engaña, un ladrón, fiestero, borracho, parrandero y lascivo”.

La acción principal del tlacuache en los mitos es el robo, pues gracias a su cola prensil y a su marsupio o bolsa en la que lleva a sus crías, puede robar lo que se le antoje.

De acuerdo con uno de los mitos, el tlacuache logra engañar al dueño del fuego, aproximándose con cautela a la hoguera diciendo que está cansado y con frío, cuando de repente toma una brasa y sale corriendo o la oculta en su bolsa, por lo que ésta se le quema.

El régimen alimenticio del tlacuache le permite comer de todo, pues es un animal omnívoro, desde frutos o insectos hasta desperdicios producidos por el hombre. Entre sus gustos se encuentra el aguamiel de los magueyes, por lo que se puede decir que además de ser un ladrón, es también un borrachín.

Este animalito se puede encontrar con frecuencia en las ciudades, dentro de los botes de basura, en los jardines, en alcantarillas y coladeras, y cuando se encuentra con algún depredador su estrategia es “hacerse el muerto” o “hacerse el tlacuache” como le llaman algunos campesinos.

TLACUACHE: HISTORIA DE UNA COLA, de Efrén Ordóñez y Catalina Carvajal, publicado en México por Cacciani el año de 2014, dentro de su Colección Axolotl, se encuentra en la BS para que lo disfrutes.

Entrada etiquetada con: , ,

Los comentarios están cerrados.