Nuestro compromiso es por México

Close Icon
   
Contact Info     @FundacionAHHO

REDES DE COLABORACIÓN PARA FOMENTAR LA LECTURA

para que pueda ser he de ser otro,

salir de mí, buscarme entre los otros,

los otros que no son si yo no existo,

los otros que me dan plena existencia,

no soy, no hay yo, siempre somos nosotros

Octavio Paz

Piedra de sol

La globalización es un tema del que se habla con insistencia, un fenómeno del que forma parte la gran cantidad de información que elimina fronteras con relativa facilidad y nos somete a su bombardeo todos los días, en el que tiene mucho que ver internet. Pero hace ya 80 años que el filósofo español José Ortega y Gasset, ante la gran cantidad de libros publicados, afirmaba con preocupación:

25“Tendrá el bibliotecario del porvenir que dirigir al lector no especializado por la selva selvaggia de los libros y ser el médico, el higienista de sus lecturas [….] no sólo hay ya demasiados libros, sino que constantemente se producen en abundancia torrencial [….] muchos de ellos son inútiles o estúpidos, constituyendo su presencia y conservación un lastre para la humanidad, que va de sobra encorvada bajo sus otras cargas”. Ortega y Gasset recomendaba como una de las misiones esenciales del bibliotecario el papel de filtro consciente e informado de toda esta información.

Este papel no tiene nada que ver con la censura pero sí con la tarea de separar la paja de lo que realmente tiene valor como una de las tareas de las bibliotecas ante la explosión de la información en todos sus formatos, una labor para la que es necesaria la unión de esfuerzos, como veremos más adelante. La otra cara de esta moneda, especialmente en los países latinoamericanos, es la dificultad para que una biblioteca pública, de barrio, universitaria o especializada, pueda cubrir las necesidades de información, recreación y conocimiento de su comunidad de lectores. Es aquí donde las dinámicas de la globalización vienen a jugar un papel de soporte ante la necesidad de establecer redes de colaboración entre bibliotecas, archivos y centros de documentación de una ciudad, de un país e, incluso, de una región continental, que propicie la colaboración a través del intercambio de información para ampliar y enriquecer las ofertas a sus lectores y también para compartir experiencias en el fomento de la lectura, estrategias específicas, diseño de espacios, profesionalización, esfuerzos en conjunto, modos de financiamiento y operación, etcétera.24

El Instituto Goethe se dedica a fomentar la lengua y la cultura alemanas en varias partes del mundo y, aunque no es un promotor de la lectura, su biblioteca también se ha preocupado por identificar a los actores que están haciendo cosas en Centroamérica y México en torno al fomento de la lectura. Ha realizado esfuerzos por integrar una red de instituciones que se dedican al fomento de la lectura en Centroamérica y cuenta con una plataforma llamada redLee*, que ofrece un panorama del fomento a la lectura en la región y facilita el intercambio de experiencias, donde se declara:

“Las competencias lectoras e informativas contribuyen de manera considerable a expandir horizontes, mejorar las oportunidades de aprendizaje y desarrollo. En Centroamérica, México y el Caribe la lectura, los libros y la literatura son generalmente subestimados, representan valores sólo para algunos y se recurre a ellos muy poco como medios eficaces para contrarrestar las desventajas sociales. Es frecuente la falta dinero, pero también la falta de intercambio de ideas y la falta de voluntad política”.

Un primer esfuerzo, realizado en 2012, se dio a través de una conferencia en San Salvador para conocer las distintas iniciativas existentes sobre el fomento de la lectura en la región y el acuerdo de intensificar el intercambio entre los actores. Una nueva convocatoria para reunirse, ampliándola esta vez a México, fue auspiciada por el Instituto Goethe, que se llevó a cabo del 5 al 7 de noviembre de este año en la sede mexicana del Instituto, entre cuyos participantes estuvimos por Colombia: CERLALC; por Costa Rica: IBBY Costa Rica; por El Salvador: CESAL y Casa Dandelión; por Guatemala: Fundación Riecken y GM Ediciones; por Nicaragua: ¡Libros para Niños!; por República Dominicana: Fundación Apoyo al Desarrollo de las Bibliotecas Dominicanas (FUNDEBIDO) y Organización de Estados Iberoamericanos (OEI); por México: IBBY México, Consejo Puebla de Lectura y BS Biblioteca Infantil de Oaxaca; y por Alemania: Stiftung Lesen (Fundación Leer) así como la Biblioteca del Goethe Institut.23

Se nombran por país de origen del representante, aunque varias de ellas tienen cobertura mucho más amplia, como CESAL, una ONG española que cubre España, Europa del Este, América Latina y África (que ha participado en proyectos de apoyo en Juchitán, Unión Hidalgo y la Colonia Montealbán en Oaxaca), la Fundación Riecken que cubre todo Centroamérica, IBBY (International Board on Books for Young People) que reúne a más de 60 asociaciones de fomento a la lectura de todo el mundo, CERLALC (Centro Regional para el Fomento del Libro en América Latina y el Caribe), que es un organismo intergubernamental bajo los auspicios de la Unesco. Igualmente, varios de los organismos citados no sólo se dedican al fomento de la lectura sino también al desarrollo social. Cabe mencionar que algunos de ellos que estuvieron presentes en la primera reunión de hace 3 años no regresaron a esta segunda. La idea de la reunión fue definir proyectos a realizarse en la región para 2016 y 2017 a través del intercambio y discusión de propuestas en el grupo.

Estuvo presente la doctora Sigrid Fahrer, de la Fundación Leer, donde es directora del área de desarrollo de lectura digital y directora del proyecto “Juventud y tiempo libre”. También especialista en la lectura en la era digital, el fomento a la lectura entre jóvenes no lectores, así como la lectura y el movimiento. Es responsable del desarrollo de planteamientos innovadores para el fomento a la lectura, así como de la concepción, adquisición y organización de proyectos y campañas en este espectro de temas. Está encargada, entre otras actividades, de la selección y recomendación de las apps que la Fundación Leer presenta en formato multimedia, la página de conocimientos y juegos para niños de escuela primaria** y la iniciativa “Leer en movimiento”.

La Fundación Leer construye redes de colaboración que trascienden las fronteras de varios países europeos, vinculando iniciativas locales e institucionales con diversos programas y proyectos. A través de su participación fuimos testigos de la labor de fomento a la lectura y el trabajo de las redes en ese sentido que se desarrolla en Alemania. De entre sus recomendaciones para establecer redes de colaboración para el fomento a la lectura les comparto las siguientes:

• Coordinación entre las partes, pero sin paternalismo.

• Trabajo en igualdad de condiciones. La negociación es el principio rector.

• Miembros de las redes. Mientras más activa sea la participación, tendrá más éxito.

• Posibilidades de intercambio. La comunicación lo es todo.

• Planes concretos. Primero determinar la meta común, después la estructura.

• Acuerdos claros. Sin la obligatoriedad se pierden las mejores iniciativas.

• Tiempo y paciencia.

• Cuidado y mantenimiento. Un ejercicio interesante fue la reflexión sobre los siguientes puntos:

          • Esto es lo que puedo aportar a la red.

          • Esto es lo que necesito para poder participar.

          • Esto es lo que me gustaría recibir.

          • Estas son nuestras diferencias.

          • Estos son nuestros intereses comunes.

          • Estos son los próximos pasos a dar.22

Son múltiples factores los que intervienen para la consolidación de una red de tan grandes dimensiones: apoyo institucional, recursos económicos, voluntad de colaboración y constancia, por citar algunos. Pero podría decir que nuestros intereses comunes ponen el acento en el fomento de la lectura, que nos une una lengua de la que deriva una gran cultura (o culturas que tienen muchos puntos en común), que nuestras diferencias, en lugar de ser un obstáculo, son las que enriquecen a la red, porque todos los integrantes tienen algo que aportar para el fortalecimiento de los otros y, finalmente, en la reunión se han acordado los primeros pasos a través de compartir y difundir más ampliamente la plataforma de la red, de mantener la comunicación entre los miembros y de organizar para un futuro próximo una campaña de fomento a la lectura en todos los países de la región que irá cristalizándose con el paso de los días.

*http://www.goethe.de/ins/mx/lp/ prj/les/ueb/esindex.htm

** www.clixmix.de

Freddy Aguilar Reyes

Entrada etiquetada con: , ,

Los comentarios están cerrados.