Nuestro compromiso es por México

Close Icon
   
Contact Info     @FundacionAHHO

SERIE PERMANENTE: ARQUITECTURA Y ARQUEOLOGÍA 1950-1976

SERIE PERMANENTE: ARQUITECTURA Y ARQUEOLOGÍA 1950-1976
Luis Eduardo Sánchez

uno

Hace ya casi 160 años de la aparición de la primera estampilla postal en México y, aun hoy en día, intentar coleccionar México en toda su capacidad es un reto que merece el respeto más admirable. A pesar de los estudios que se realizan sobre filatelia en México, año con año siguen saliendo nuevas rarezas en timbres o series que se creían estudiadas, gracias a la dedicación y paciencia de quien lo realiza.

En 1950 los timbres que se habían estado emitiendo resultaban anticuados y poco apropiados para la imagen de modernidad de nuestro país, lo que hacía necesaria la emisión de una nueva serie ordinaria con diseños apropiados y acordes con el desarrollo económico y social de esos tiempos. Es por ello que, a través de los Talleres de Impresión de Estampillas y Valores (TIEV) del Gobierno Federal, México emite la primera serie permanente moderna, conocida con el nombre de Arquitectura y Arqueología, esta serie —motivo de nuestra próxima exposición en el Museo de
Filatelia— es la que más tiempo ha estado en vigor en la historia postal de nuestro país, desde la emisión de los primeros valores en 1950 hasta la impresión de los últimos, ya muy avanzado 1976, lo que hace un total de 26 años en producción continua, un plazo nunca igualado por otra serie, ya sea clásica o contemporánea.

A esta serie se le conoce popularmente como Arquitectura y Arqueología, una denominación no del todo correcta. Aunque la mayor parte de los timbres muestra obras de arte prehispánicas, como por ejemplo, el Fresco de los Músicos de Bonampak, Chiapas, la escultura de Tamuín (El Adolescente) en San Luis Potosí y la Cabeza del Atlante en Tula, Hidalgo, sólo por mencionar algunas. Con
relación a la arquitectura, encontramos escenas de edificios coloniales y modernos, tales como la Catedral de la Ciudad de Puebla, la Iglesia de la Purísima en Monterrey, el edificio del Seguro Social y el Conservatorio Nacional de Música, ambos en el D.F., también tenemos imágenes de personajes históricos como Juárez, Hidalgo, Madero y Cuauhtémoc, lo mismo que escenas de danzas populares como la Danza de los Moros, Danza de la Media Luna y Danza de la Pluma,
encontrando también piezas de artesanías típicas como las máscaras de Michoacán. Por ello fue necesario dividir la serie en Arquitectura e Historia y Arqueología y Etnografía, de esta manera abarcamos todos los timbres que no se relacionan directamente con la arquitectura y la arqueología.

Para la presente exposición se contempló la elaboración de un catálogo. La investigación referente al tema de Arqueología y Etnografía, corrió a cargo del arqueólogo Marcus Winter, amigo y asesor del MUFI. Los temas de Arquitectura e Historia fueron realizados por la historiadora e investigadora del MUFI, María Fernández Harp.

Para poder exhibir y comprender dicha serie fue necesario un trabajo colaborativo con los Talleres deImpresión de Estampillas y Valores, quienes realizaron el préstamo de piezas postales conformadas por planillas muestra, placas de impresión y bocetos de artista, piezas únicas y jamás expuestas, con un alto valor filatélico explicadas en un texto a cargo de Luis Eduardo Sánchez, responsable del Acervo del MUFI.

Esta serie también se caracteriza por haber sido la última en la que se imprimieron timbres mediante el sistema tradicional de grabado en acero. Las placas de impresión que se mostrarán durante la exposición corroboran el trabajo de los grabadores que, con lupa y punzón en mano, se encargaban de grabar los diseños, tal es el caso de León Quintana, uno de los grabadores más representativos de la época.

La prolongada vigencia de esta serie se debió en gran parte a la estabilidad social y económica que se vivió en México durante esas casi tres décadas, cuando los aumentos en las tarifas postales fueron mínimos. Es interesante observar que, cuando esta serie fue oficialmente sustituida a fines de 1975, ya se vislumbraba la época de crisis. Pareciera que el fin de esta serie fue un aviso profético de que los buenos tiempos estaban por terminar.

Los comentarios están cerrados.