Nuestro compromiso es por México

Close Icon
   
Contact Info     @FundacionAHHO

TERRIBLE

TERRIBLE
Alain Serres
Ilustraciones de Bruno Heitz
Libros del Zorro Rojo

terrible

Cuando guardamos las apariencias, muy en el fondo para que nadie las note, puede ser que nos acostumbremos a eso y que, incluso, ya ni nos acordemos qué era lo que ocultamos. Se vive haciendo lo que se quiere hacer y se pasa el tiempo sin mayor preocupación por aquello que se escondió.

Sin embargo, cuando –por angas o mangas- sale la verdad a relucir, puede ser que se nos caiga la cara, el cielo, las orejas, la boca, nos sintamos flojitos y hasta una lagrimita se nos salga después de haber sido descubiertos.

Lo peor, o mejor –dependiendo de por dónde se lo vea-, es que eso que se oculta no necesariamente ha de ser objeto de vergüenza (el sentimiento que más se atraviesa en este tipo de situaciones).

Puede ser una mejora ser descubiertos. Lo que pasa es que a veces nosotros somos nuestro lado más TERRIBLE, como el protagonista de esta historia que por andar ocultando cosas nunca dejó ver su lado más colorido.

Para saber qué escondía y por qué se llama TERRIBLE, tienes que acercarte a leerlo en la BS.

Entrada etiquetada con: ,

Los comentarios están cerrados.