Nuestro compromiso es por México

Close Icon
   
Contact Info     @FundacionAHHO

Exhibe la BIJC un antiguo sermonario en náhuatl del siglo XVII

Exhibe la BIJC un antiguo sermonario en náhuatl del siglo XVII

Cornelio

El documento es un monumento de la tradición de impresos en lenguas indígenas de Mesoamérica

Oaxaca, Oax.-Un sermonario en náhuatl impreso por el holandés Cornelio Adrián César a principios del siglo XVII, que actualmente resguarda la Biblioteca de Investigación Juan de Córdova (BIJC), se exhibe en el Centro Cultural San Pablo.

El doctor Sebastián van Doesburg, director de la BIJC, explica que este impreso data de 1614, cuando el fraile dominico Martín de León mandó imprimir la primera parte de una extensa serie de sermones redactados en la lengua náhuatl en casa de Diego López Dávalos, la imprenta más importante de la Nueva España durante los primeros quince años del siglo XVII. Luego precisa: “muy poco sabemos del autor, aunque nos consta su dominio de la lengua náhuatl a través de sus obras publicadas: el famoso Camino del Cielo de 1611, el Sermonario que exhibimos, y un Manual breve y forma de administrar los Santos Sacramentos a los indios de 1614, este último en una mezcla de latín, español y náhuatl. Todas estas obras se imprimieron en casa de Diego López Dávalos”.

“La intención del fraile era imprimir cuatro tomos en total, pero sólo logró imprimir el primero. No obstante, el libro, con sus 330 folios densamente impresos en náhuatl, es hoy un monumento de la tradición de impresos en lenguas indígenas de Mesoamérica. La Biblioteca de Investigación Juan de Córdova tiene el privilegio de custodiar en su acervo un ejemplar completo de esta obra”, explica Van Doesburg en un breve texto.

Sin embargo, lo que le llamó la atención al investigador fue una nota en la portada del Sermonario en la que se indica que el trabajo de impresión fue realizado por un hombre llamado Cornelio Adrián César.

Cornelio Adrián César—según los datos de los archivos de la Inquisición nació en la ciudad de Haarlem, en la provincia de Holanda, en 1573. Vivió de cerca la Guerra de los Ochenta Años entre España y las provincias de los Países Bajos, que le dejó huérfano, y la vorágine de la Reforma en que la imprenta jugó un papel preponderante. Después de un largo aprendizaje con varios impresores holandeses, se mudó a la Nueva España en 1595, de ‘mojado’ en la flote del nuevo virrey. Al poco tiempo de estar en México ingresó en los talleres de Pedro Ocharte y, después de un episodio dramático con la Inquisición por sospechas de afinidades protestantes (1597-1604), se estableció como un respetado impresor, imprimiendo, entre otras cosas, obras en náhuatl.

Se sabe que Cornelio imprimió múltiples libros para la familia de Pedro Balli y para Diego López Dávalos. En 1614 demuestra su habilidad imprimiendo el Sermonario que se conserva en la ciudad de Oaxaca. Seguirá imprimiendo hasta 1633, cuando desaparece su nombre de los impresos novohispanos y comienza otro capítulo de la imprenta en México.

Durante este mes de abril la obra original de Cornelio Adrián César estará expuesta en la Biblioteca de Investigación Juan de Córdova, ubicada en el interior del Centro Cultural San Pablo, entre las calles de Hidalgo e Independencia, en el Centro Histórico de Oaxaca.

Los comentarios están cerrados.